YouTube prueba su plataforma de vídeo por streaming

Durante dos días, cualquier usuario de YouTube podrá crearse su propio canal de televisión por Internet y ofrecer su programación al resto del mundo. El servidor de vídeo se suma al modelo de Justin TV o Ustream en un nuevo intento de expansión. Ya está en marcha.

La plataforma de streaming de YouTube funcionará en fase beta durante los días 13 y 14 de septiembre. Por el momento sólo se pueden ver cuatro canales concertados con compañías privadas: Howcast, Next New Networks, Rocketboom and Young Hollywood. Sin embargo, el objetivo de este tipo de servicio es que cualquier pueda convertirse en estrella de televisión con una webcam y una idea.

“Creemos que el próximo capítulo del vídeo online es el directo”, ha declarado el jefe de producto de YouTube, Joshua Siegel.

El experimento también propone a los usuarios comentar sobre lo que están viendo en una ventana anexa, siempre con su usuario del canal de vídeo. En función del resultado de estas pruebas, YouTube decidirá el futuro de su plataforma de vídeo por streaming.

Precisamente esta puede ser su condena. Numerosos usuarios comienzan a quejarse de la lentitud en la carga de la bajada de la tasa de refresco de la imagen. Estos problemas se agravan si se enfrentan a lo que ofrecen otras páginas de auto-publicación de vídeo, cada día más numerosas. La compañía pide paciencia ya que se trata de un experimento.

Es otro de los caminos a explorar por la compañía que ya no se conforma con ofrecer los vídeos subidos por los aficionados. Con la mira puesta en monetizar los millones de visitantes que recibe diariamente, YouTube está negociando con los gigantes de la industria audovisual ofrecer contenido de pago, como películas y vídeos. Lógico cuando 7 de los 10 vídeos más vistos de todos los tiempos son de carácter comercial.

Sin embargo YouTube, que siempre ha tenido problemas judiciales por los derechos de autor y la publicación de contenidos no apropiados por parte de los usuarios, sabe que se está metiendo en un terreno aún más pantanoso. Este tipo de portales lidian con frecuencia con espectadores que retransmiten en directo y para todo el mundo contenido no permitido, como por ejemplo partidos de fútbol o baloncesto en directo y otros deportes. Una situación que muy probablemente ya hayan estudiado en la filial de Google.

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Top