Tecnología

Youtube gana a Telecinco

Hace un poco más de dos años Telecinco inició una lucha contra YouTube al demandarle por considerar que el portal no respeta los derechos de propiedad intelectual de la cadena. YouTube ha emitido hoy un comunicado en el que informa que el Juzgado Mercantil número 7 de Madrid ha desestimado la demanda.

YouTube defendió a lo largo del proceso, que no tenía ninguna herramienta que permitiera bloquear los vídeos antes de ser colgados en el portal, pero que ofrece a todos las empresas y particulares que crean que sus derechos de propiedad intelectual pueden ser vulnerados por los usuarios de YouTube, una herramienta gratuita llamada Content ID, que permite identificar y eliminar los contenidos. Telecinco logró que el juzgado adoptara medidas cautelares que obligaban a YouTube a eliminar los vídeos que la cadena de Mediaset identificara como propios.

De la sentencia que desestima la demanda, se puede asumir que el juez entiende que YouTube actúa como un simple intermediario y que es imposible desarrollar una herramienta que sea capaz de identificar vídeos antes de que estén disponibles en el portal.

Google asegura en su blog oficial que “esta decisión es una clara victoria para Internet y las leyes que lo gobiernan”, ya que hace un “balance cuidadoso entre los intereses de los propietarios de derechos intelectuales y al mismo tiempo permite funcionar a plataformas como YouTube”.

La historia internacional de las demandas contra YouTube relacionadas con derechos de propiedad intelectual es variada y ha tenido diferentes resultados, sin embargo, de momento, la balanza va siendo favorable con el portal de vídeos. En algunos casos las demandas se han retirado, o no han llegado a producirse, gracias a los acuerdos a los que Google ha llegado con algunas distribuidoras, Lionsgate por ejemplo (Mad Men, Nurse Jackie, Weeds). La herramienta Content ID ha servido para liberar la responsabilidad de YouTube.

Telecinco ha anunciado que recurrirá la sentencia.

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES