Yahoo pide al gobierno de EEUU mayor margen de maniobra ante la ley de vigilancia

hands_tied

El Proyecto PRISM ha reabierto los recelos en torno a la cibervigilancia en Estados Unidos. Muchas compañías de Internet se apresuraron a dejar claro que ellas no sabían nada. Ahora, están cambiando su discurso, y explican que tienen las manos atadas por la ley FISA (Foreign Intelligence Surveillance Act). Una de las últimas ha sido Yahoo, cuya CEO, Marissa Mayer, ha solicitado desde su blog un replanteamiento de esta normativa.

En el texto, Mayer desvela, en la línea de lo que ya hicieron Facebook y Apple, que desde el 1 de diciembre de 2012 hasta el 31 de mayo de 2013, Yahoo recibió entre 12.000 y 13.000 peticiones de vigilancia en relación a la ley FISA, casi todas ellas vinculadas a investigaciones de secuestros y homicidios.

Esa, explica la CEO, es toda la información que la ley le permite ofrecer a sus propios usuarios, porque el resto es clasificada. Por eso, Mayer solicita un cambio de planteamiento, porque “la democracia”, dice, “requiere responsabilidad”. Yahoo se prepara para lanzar a finales de este verano su primer informe de transparencia en la aplicación de la ley, y piensa actualizarlo con estadísticas dos veces al año.

“Seguiremos preguntándonos si podemos tomar medidas que protejan más la privacidad de nuestros usuarios y nuestra capacidad de defenderla”, reflexiona Mayer, que recuerda que Yahoo aprecia la confianza depositada por sus usuarios, “y nunca la da por sentada”.

Estos últimos movimientos de los gigantes de Internet han sido vistos como un intento de recuperar la confianza de los usuarios estadounidenses. Apple desveló el lunes que recibió, en el mismo período que Yahoo, entre 4.000 y 5.000 peticiones. Facebook, por su parte, se refirió a la segunda mitad de 2012, explicando que le llegaron entre 9.000 y 10.000 solicitudes, mientras que Microsoft, que también publicó los datos de esos seis meses, indicó que había recibido entre 6.000 y 7.000 peticiones.

Al publicar estos datos, el consejero general de Facebook, Ted Ullyot, aseguró que, con frecuencia, la red social rechaza de primeras las peticiones de las autoridades o les proporciona mucha menos información de la que en principio habían solicitado, según recoge The Guardian. Desde Apple también explican que solo aprueban aquellas solicitudes “que consideran apropiadas”, y que, cuando aprecian inconsistencias en las mismas, las rechazan.

Foto cc: penguincakes

Etiquetas , ,

Contenidos Relacionados

Top