Tecnología

¿Y si el Gobierno de Canadá atendiera al público mediante un asistente virtual?

Escrito por Marcos Merino

El ejecutivo canadiense está dando los primeros pasos trazar una estrategia clara de contratación de servicios de inteligencia artificial para el sector público, que se verá complementada en breve por la publicación de un marco ético.

El gobierno de Canadá publicó hace unos días en su boletín oficial un aviso de licitación pública para contratar servicios de inteligencia artificial. Su objetivo es crear, de aquí al 31 de octubre, una lista de proveedores precalificados, capaces de proporcionar esta clase de tecnología en varias áreas clave para el ejecutivo de Trudeau. El documento del gobierno especifica que la adopción de la IA por parte de las autoridades del país se regirá por leyes y valores muy claros, enmarcados en el respeto a los derechos humanos.

“Me gustaría pensar que somos uno de los gobiernos más organizados del mundo en este ámbito. Contamos con un marco ético que se publicará a lo largo del otoño, una vez se cierre el plazo de esta solicitud de propuestas“, afirmaba el jueves Alex Benay, CIO (director de sistemas de información) del gobierno canadiense, durante la presentación de su libro sobre gobierno digital. Dicho marco ético se ha elaborado conjuntamente con un consejo de asesores procedentes de los sectores público y privado.

La inteligencia artificial incrementará un 1,2% el PIB mundial en la próxima década

El aviso de licitación también identifica las áreas de mayor interés para el gobierno, y apunta los resultados deseados en las mismas:

  • Insights y modelado predictivo: el gobierno canadiense quiere usar la inteligencia artificial para “predecir resultados y obtener un conocimiento más profundo sobre patrones y tendencias de comportamiento”. Entre las aplicaciones sugeridas figuran los análisis comparativos de decisiones políticas, la evaluación del desempeño del empleado y su idoneidad, y el análisis financiero enfocado a la previsión de costos y la asignación de recursos.
  • Automatización cognitiva: se quiere descargar de trabajo a los empleados públicos a la hora de realizar tareas de bajo valor, optimizando así los procesos de la administración. Para ello se implementarían sistemas automatizados de toma de decisiones, para revisar la información, clasificarla según su riesgo y prioridad y hacer recomendaciones sobre la misma.
  • Interacción hombre-máquina: se busca recurrir a la inteligencia artificial mejorar las interacciones de la Admón. con los ciudadanos. Las aplicaciones de este tipo pueden incluir chatbots y agentes virtuales capaces de responder preguntas y proporcionar instrucciones.

Precisamente la primera compañía que ha solicitado entrar en dicho listado, IPsoft Canada, cuenta como propuesta estrella con un sistema de inteligencia artificial denominado Amelia (en la imagen), enfocado en atender dudas y solicitudes de clientes sin necesidad de intervención humana, funcionando automáticamente sobre la base de su entrenamiento en los procesos de la compañía y de su recuerdo de todas las interacciones previas con usuarios humanos, con los que es capaz de comunicarse en lenguaje natural como un ‘chatbot’ más (aunque Amelia va un paso más allá del típico chatbot, pues es capaz de deducir el estado de ánimo del usuario.

Vía | IT World Canada

Imagen | IPSoft

 

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.