Tecnología

Windows cumple treinta años

windows-hello-2
Escrito por Redacción TICbeat

Y el mundo no se parece nada al de 1985: ya no existen los disquetes y los virus están diseñados para Android. Pero el menú de Inicio resiste.

Hoy el sistema operativo Windows celebra tres décadas de vida. Se cumplen treinta años desde que arrancó una nueva era en la informática de usuario. En 1985 solo hacían falta dos de los ya extintos disquetes, 256 kb de memoria y una tarjeta de gráficos para ejecutar el sistema que años y actualizaciones después dominaría el mundo..

Pero, aunque la llegada de Windows iluminó por primera vez las pantallas de aquellos ordenadores en los que antes aparecían los comandos de MS-Dos, democratizando la ofimática para millones de usuarios de todo el mundo, no fue así desde el principio. Las primeras versiones del paquete de software apenas lograron popularidad. Windows 1.0., lanzado el 20 de noviembre de 1985, obtuvo muy poco éxito. Pese a incluir por primera vez el sistema de ventanas que lo hizo famoso (y por el que Apple le demandó, alegando violación de su propiedad intelectual), Windows 2.0., comercializado solo dos años más tarde, tampoco lo superó en exceso.

Windows 3.0., en 1990, en cambio, sí vendió dos millones de copias en apenas seis meses, pero no fue, por culpa de la complejidad de esa versión, hasta 1995 cuando el mundo se hizo Windows. Ocurrió gracias a Windows 95, la primera versión del sistema operativo que incluyó su célebre botón de Inicio –el mismo que ha regresado de la mano de Windows 10, tras su criticada ausencia en versiones anteriores- y la barra de tareas. La primera que, acompañada de una poderosísima campaña de marketing (de ésas que ahora pensamos que son patrimonio exclusivo de Apple) sí tuvo en cuenta al mercado de consumo. La primera en convertirse en referencia en un sector en el que hasta entonces no había ninguna clara, a pesar de que Mac OS había sido introducido en 1984.

Pronto Windows 95 se convirtió en el escritorio más popular, llegando a dominar el 90% del mercado. Una hegemonía de la que solo logró desbancarlo Windows XP, que, precisamente, es una reestructuración de Windows NT (lanzado en 1993) a la que se quiso añadir la usabilidad y orientación de consumo de Windows 95, y que todavía hoy, pese al fin de su soporte técnico, sigue fuertemente arraigado en muchos equipos corporativos del planeta. En 2014 el 20% de los españoles seguía utilizándolo.

El mundo al que se enfrenta Windows 10 tiene poco que ver con aquel al que en 1985 llegó Windows 1.0. Bill Gates ya no está al frente de Microsoft, cargo en el que Steve Ballmer lo sustituyó en 2008 y que actualmente ocupa Satya Nadella, encargado de rediseñar y reorientar la estrategia de Windows en un mundo en el que los PC que antes definieron su negocio de software han sido sustituidos por una abrumadora oferta multidispositivo. Quizá el síntoma más claro del fin de la era Windows es lo que algunos expertos en ciberseguridad advierten: los virus informáticos ya no se diseñan para el sistema operativo de Microsoft, sino para Android. ¿Por qué? Porque es el más usado. Con sus actualizaciones automáticas, su aspecto táctil y sus versiones para tableta y teléfono, Windows 10 es la respuesta de Microsoft a ese mundo que ha cambiado tanto.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.