Wearables

Sale a la luz una nueva versión de Google Glass para empresas

glass-enterprise
Escrito por Marcos Merino

La versión ‘Enterprise Edition’ (que Google aún no ha lanzado oficialmente) mejora el hardware interno de la original, y solventa dos de sus fallos. No estará a disposición de los consumidores.

En los últimos meses, han ido surgiendo diversas informaciones relativas al futuro de las (en su momento mediáticas) Google Glass. Primero se habló de una nueva versión del modelo original, adaptada a su uso en entornos profesionales. A lo largo de este último semestre, hemos ido reuniendo datos sobre una iniciativa de Google cuyo fin consistiría en replantear desde cero el concepto de estas gafas inteligentes: el misterioso Proyect Aura (que estaría supervisado por Tony Fadell, el responsable de Nest), que ya habría registrado la correspondiente patente y se habría desligado de Google X.

Llegan las ‘Enterprise Edition’

Pero, entre tanto rumor e información contradictoria, hoy emerge el primer dato constatable: las Google Glass ‘Enterprise Edition’ existen, y hay fotos. El sitio 9to5Google se hizo eco de la noticia después de que la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense (FCC) publicara en su portal estas primeras imágenes, además de diversos datos técnicos (y hasta un manual de usuario).

Según revela esta información, las ‘Enterprise Edition’ (también identificadas con el código de la FCC “A4R-GG1”) habría actualizado el hardware interno del dispositivo (incluyendo un procesador Intel Atom y mejorando la duración de la batería, la conectividad inalámbrica y la gestión del calor).

Está previsto que Google (que aún no ha anunciado oficialmente el lanzamiento del dispositivo) distribuya estas ‘Enterprise Edition’ exclusivamente a las startups integrantes del programa Glass for Work, sin que llegue a estar a disposición de los consumidores.

Un dispositivo wearable para entornos laborales

El nuevo dispositivo mantiene un aspecto no muy alejado del modelo original, si bien muestra un diseño más robusto y redondeado. Posee, además, una minipantalla más amplia (que presumiblemente le permitirá mostrar una imagen más amplia). Por último, y con el fin de facilitar su uso en entornos de trabajo, el nuevo wearable de Google se ha construido resistente al agua y a la suciedad, y se le ha agregado una de las características más demandadas por los usuarios de la primera versión: la capacidad de plegar las gafas (al igual que las normales, lo que facilita sobremanera su transporte).

El citado manual de usuario también aporta información interesante: el botón de encendido se encontraría ahora en “la parte posterior del dispositivo”, y se habría añadido una ‘luz de cámara’ que se pondría verde cuando el dispositivo estuviera grabando. Este cambio reviste de gran relevancia, dado que la posibilidad de grabar a otras personas sin su conocimiento causó gran rechazo en muchos sectores, y redujo la aceptación del dispositivo en el sector público.

Imagen | FCC

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.