Tecnología

Waze, demandado por presunto robo de datos de mapas

15412760511_7c60046e7a_z
Escrito por Marcos Merino

Según la denuncia de PhantomAlert, esta mala práctica vendría ocurriendo desde mucho antes de que Waze fuera adquirido por Google en 2013.

El servicio israelí de mapas de tráfico Waze, propiedad de Google desde que la adquiriera por casi 1000 millones de dólares en 2013, fue llevado a los tribunales (concretamente, ante la Corte Federal de San Francisco) el pasado martes por una empresa rival llamada PhantomAlert. ¿La acusación? Esta compañía considera que Waze hace uso de datos de navegación de su propiedad, pero sin contar con su preceptivo permiso.

El robo

La base de datos de PhantomAlert se fundamenta en “un proceso sistemático para identificar los ‘puntos de interés’ para los usuarios”, así como las condiciones del tráfico, y los peligros del trayecto. Esa base de datos llevaría 7 años siendo mantenida por personal de PhantomAlert.

Joseph Seyoum, CEO de PhantomAlert, hizo las siguientes declaraciones: “Fundé PhantomAlert hace 7 años cuando era un empresario con un sueño, y ahora ese sueño ha sido aplastado por las empresas que se benefician de los años de sangre, sudor y lágrimas que nuestro equipo invirtió en nuestro producto”. Seyoum explica que ellos crearon una localización ficticia en su plataforma para hacer pruebas, pero que poco después encontraron esa misma localización en los mapas de Waze. Concluyeron, por tanto, que el único modo por el que Waze podría tener esos datos de una falsa ubicación es que estuviera utilizando los datos generados por la compañía de Seyoum.

La demanda

“Los daños financieros y de reputación que hemos sufrido tras ver cómo nos robaban datos únicos y cuidadosamente recopilados… son asombrosos. (…) Si bien no podemos deshacer el pasado, podemos lograr que los que tomaron nuestra propiedad intelectual no se sigan lucrando”, explica Seyoum. El texto de la demanda se hace eco también de un dato curioso: que en 2010, el CEO de Waze buscó colaborar con PhantomAlert para compartir resultados, idea a la que éstos se negaron, en parte debido a Waze no tenía una base de datos importante para compartir en ese momento.

Karl Kronenberger, el abogado de PhantomAlert, asegura que la compañía y sus abogados han hecho un exhaustivo análisis forense de las datos, y alega que Waze habría estado utilizando los datos de sus clientes para aumentar su valor y resultar más atractivos para los potenciales clientes. Kronenberg también aseveró que contaban con evidencia de que Waze habría venido robando desde hace tiempo múltiples datos extraídos sin permiso de PhantomAlert.

La demanda presentada contra Waze y Google busca una compensación monetaria por el por daños y perjuicios y un requerimiento judicial en lo que respecta a la app. Ante la falta de declaraciones al respecto por parte de Google, Seyoum se aventura a opinar que la razón sería el disgusto de comprender que habían pagado un precio desmesurado por una empresa que robaba datos de sus rivales.

Imagen | René C. Nielsen

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.