Motor Tecnología

Waymo pide tiempo muerto en el juicio contra Uber para armar la prueba definitiva

Un informe que Uber se ha visto obligada a revelar habría dado a Waymo/Google el arma definitiva para demostrar el robo de sus avances en el coche autónomo.

Seguimos sumando capítulos a la disputa judicial entre Waymo (filial de motor de Google/Alphabet) y Uber por el robo de más de 14.000 documentos confidenciales sobre el coche autónomo por parte de esta última. Un ejemplo de la desastrosa gestión de Travis Kalanick al frente de la compañía de transporte colaborativo y del que Uber está tratando de zafarse con toda clase de excusas disparatadas.

Recordemos que Uber primero negó cualquier vinculación con este supuesto delito de espionaje industrial, pese a que mantenía en nómina al extrabajador de Waymo (Anthony Levandowski) que sustrajo los documentos de la discordia. Después el juez del caso tuvo que pedir a Uber que dejara de ralentizar y dificultar la investigación. Y, también, se le negó a esta empresa la posibilidad de optar por un arbitraje y no un juicio formal, lo que evitaría los cargos criminales a los que se enfrentan sus directivos.

¿Lo último? Waymo habría solicitado al juez que se posponga el juicio -previsto para el próximo mes (la selección del jurado está fechada para el 10 de octubre)- debido al descubrimiento de una nueva prueba contra Uber obtenida recientemente. Sería la evidencia definitiva que acabaría por condenar lo que a todas luces es uno de los escándalos de robo de propiedad industrial más chapuceros de la historia.

Dicha prueba estaría dentro del informe de diligencia debida de 2016, un documento sellado antes de que Uber se hiciera con el control de la empresa de Levandowski. Según Google, este archivo podría arrojar luz sobre las descargas de la propiedad industrial que el directivo habría realizado y que habría llevado a Uber, así como el conocimiento expreso de dicha información por parte de la app de coches colaborativos.

Un tribunal de apelaciones federal ordenó esta semana a Uber que revelara ese informe de diligencia debida y, ahora, ha sido Waymo la que ha dicho al juez del caso que el documento contiene “evidencias críticas que requieren de una investigación más profunda que no se puede completar antes del 10 de octubre”. Al parecer, y según adelanta Reuters, el juez habría visto dichas pistas, las cuales no han sido reveladas al público.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.