Motor Tecnología

Waymo, el coche autónomo de Google, estará protegido frente a los hackers

Waymo, el coche autónomo de Google, estará blindado frente a los hackers gracias a la desconexión a la Nube

Según revela el consejero delegado de Waymo, el programa de vehículos sin conductor de la tecnológica, los coches autónomos de Google permanecerán desconectados de la red casi todo el tiempo para no sufrir ciberataques perpetrados por hackers.

John Krafcik explicaba en una entrevista concedida al Financial Times en Detroit que la compañía blindará a sus coches autónomos para evitar padecer ciberataques. Para ello, la principal estrategia de Waymo, la unidad de negocio de coches autónomos de Alphabet X, será limitar las comunicaciones con la nube. “Nuestros coches se comunican con el mundo exterior sólo cuando lo necesitan, por lo que no existe una línea continua de entrada al vehículo que pueda piratearse”, explicó el consejero delegado.

Waymo: el coche autónomo de Google ya es mayor de edad

Krafcik apunta a que la propia definición de coche autónomo no solamente alude a su independencia y manejo sin necesidad de conducción humana, sino que también subraya su autonomía respecto a la conexión a la nube, garantizando de esta forma protocolos más fiables de ciberseguridad. Cabe destacar que grandes fabricantes de vehículos como Fiat Chrysler, Nissan, Toyota o Ford han sufrido ciberataques en los últimos tiempos.

Los hackers, atentos a los objetos conectados de los coches

Según Gartner, uno de cada cinco coches del mundo estará conectado en 2020. Cuánta más tecnología conectada incorporen los vehículos –al igual que sucede con los hogares-, mayores serán los riesgos de ser hackeados. Los piratas informáticos se afanarán por encontrar un canal conectado a la red que les sirva para tomar el control del sistema central del coche. pudiendo hacerse con el volante o los frenos. Un caso sonado fue el hackeo a un Jeep el pasado 2015 mediante la radio conectada. 

El consejero delegado de Waymo explica que los vehículos Chrysler con su tecnología, pueden circular durante más tiempo sin conectarse a la nube, ya que el vehículo incorpora todas las herramientas necesarias para la conducción. Solamente se conecta de forma puntual para enviar o recibir información importante como el estado del tráfico o la prevención de colisiones.

Ante el coche autónomo, el 90% de los conductores demanda más formación

Este enfoque contrasta con el de otras empresas de conducción autónoma mucho más ligadas a la nube y que permiten la constante comunicación entre vehículos. Es el caso de la colaboración entre BMW, Intel y Mobileye, para la que las redes 5G son prioritarias en relación al funcionamiento de sus coches autónomos, que precisan transmitir información y comunicarse con otros vehículos constantemente.

Por otro lado, diseñadores de chips como Intel y Qualcomm han lanzado chips 5G destinados al uso en vehículos autónomos. Sin embargo, Krafcik señala que la estructura de los coches autónomos de Alphabet está pensada para no depender de una infraestructura externa de comunicaciones y aumentar así la fiabilidad. Además, cuando Google comience a fabricar los sensores en masa, el ahorro de costes crecerá considerablemente. La compañía se plantea, además, externalizar la producción de los componentes a un tercer proveedor.

Waymo formará equipo con Fiat Chrysler para probar una flota de minivans autónomas compuesta por modelos Chrysler Pacifica. La empresa se encargará de la elaboración de sensores, reduciendo los costes de producción un 90%.

Vía | Financial Times

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.