Tecnología

Vodafone y Nokia proporcionarán conectividad 4G a la primera misión privada en la Luna

Te damos los mejores consejos para fotografiar la superluna del 14 noviembre
Escrito por Marcos Merino

El objetivo es permitir que uno de los proyectos que participan en el Google X Prize pueda enviar a la Tierra los datos recopilados en la superficie lunar por dos rovers fabricados por Audi. El proyecto también permitirá comprobar el estado del vehículo abandonado allí por la misión Apolo 17.

Uno de los detalles más curiosos del último MWC, y que ha pasado algo desapercibido, ha sido el sorprendente (a la par que ambicioso) anuncio de Nokia y Vodafone de un proyecto para llevar la conexión 4G más allá de los límites de nuestro planeta. Concretamente a la Luna.

El año que viene el módulo lunar ALINA (un proyecto del grupo de ingenieros PTScientists) será lanzado al espacio en un cohete Falcon 9 de SpaceX, con el objetivo de lograr el primer alunizaje financiado con fondos privados (y ganar así el Google Lunar X Prize). Dicho alunizaje se realizará en el valle Taurus-Littrow, cerca de donde los últimos humanos que pisaron la Luna dejaron abandonado el vehículo lunar de la misión Apolo 17.

ALINA portará en su interior dos ‘rovers’ fabricados por Audi usando impresoras 3D, alimentados con energía solar y con la misión de retransmitir vídeo de alta resolución a la Tierra. Karsten Becker, ingeniero eléctrico y conductor de rovers, explicó que una vez allí recopilarán “una gran cantidad de datos científicos sobre la Luna” gracias a sus rovers “repletos de sensores y equipados con cámaras de alta definición”, y que será la conectividad de datos de alta velocidad lo que permitirá a los rovers comunicarse con ALINA para enviar esos valiosos datos a la Tierra“. Efectivamente, para retransmitir todo ese vídeo necesitan una conexión de datos. Y ahí es donde entra el 4G de Vodafone y Nokia.

La competición espacial Google Lunar X sienta un precedente

En palabras de Robert Boehme, director ejecutivo de PTScientists, “éste constituye un primer paso crucial para la exploración sostenible del Sistema Solar. Para que la humanidad salga de la cuna de la Tierra, necesitamos desarrollar infraestructuras más allá de nuestro planeta de origen. Gracias a esta misión, estableceremos y probaremos los primeros elementos de una red de comunicaciones dedicada en la Luna”.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.

1 Comentario