Tecnología

Vodafone, la ‘telco’ más odiada por los consumidores españoles

Nace el Observatorio Vodafone de la Empresa

FACUA ha hecho públicos los datos sobre reclamaciones recibidas contra los operadores de telecomunicaciones en España y hay un ganador claro en esta clasificación de dudosa honorabilidad: Vodafone, que concentra cuatro de cada diez procesos abiertos.

Si hay un enemigo público declarado por toda la sociedad, cuyo odio compartimos la práctica totalidad de los consumidores, esos son los operadores de telecomunicaciones. Facturas que no se corresponden con los productos contratados, letras pequeñas que provocan incrementos en las tarifas notorios, mala atención al cliente, subidas de precios aleatorias… Muchas son las causas que convierten a estas empresas en objeto de la ira colectiva, pero incluso entre ellas existen grados de enfado distintos.

Y la mejor forma de saber cuál es la más odiada de todas es remitirnos al número de denuncias que cada ‘telco’ recibe en nuestro país. Ello nos da lugar a un particular ranking, en el que seguro nadie querría estar, y que nuevamente tiene un ganador claro: Vodafone. 

La firma británica acumula nada menos que cuatro de cada diez reclamaciones a las grandes ‘telco’, a una distancia muy considerable de su más inmediato perseguidor, France Telecom (31% del total, repartidas casi a partes iguales entre sus marcas Orange y Jazztel). En tercer lugar encontraríamos a Movistar, con el 18,4% de las denuncias, y finalmente MásMóvil (incluidas sus marcas Yoigo y Pepephone), con el 6,1%.

Orange supera a Vodafone en España

Son datos que ha ofrecido esta semana la organización de consumidores FACUA y según los cuales el sector de las telecomunicaciones se coloca como el segundo con más reclamaciones recibidas, tan sólo por detrás de la banca. En total, el 10,3% de los casos que gestionó esta entidad en 2017 (un total de 22.703 procesos) estaban relacionados con esta industria de la conectividad, superando con creces al segmento automovilístico (con un 5% de las quejas), incluso pese a que éste estaba afectado por el mediático escándalo de los motores diésel de Volkswagen.

“Junto a las subidas fraudulentas de tarifas aplicadas por las principales compañías, destacaron las denuncias por incumplimientos de ofertas comerciales, envíos de facturas después de que los usuarios hubieran solicitado la baja o amenazas con penalizaciones abusivas por anular contratos antes de finalizar los compromisos de permanencia. Asimismo, el cobro de llamadas no realizadas o el alta en servicios de mensajes no solicitados o publicitados de forma fraudulenta son otras de las quejas planteadas por los consumidores”, detalla FACUA.

Además de la larga lista de fraudes cometidas en el sector ante la pasividad del Gobierno y las autoridades de protección al consumidor de las comunidades autónomas, en 2017 se repitieron un año más las subidas de tarifas de las tres principales operadoras. Este mes de febrero, han vuelto a encarecer sus paquetes convergentes -telefonía fija y móvil, internet y televisión-, lo que ha motivado una nueva denuncia de FACUA ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por posible pacto de precios.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.