Tecnología

Visionarios de la tecnología moderna: Larry Ellison

Repasamos la vida y obra de Larry Ellison: el hombre nacido en un hogar desestructurado que logró convertirse en la séptima fortuna del planeta gracias a las bases de datos.

Es el séptimo hombre más rico del planeta, con una fortuna valorada en más de 50.000 millones de dólares. Junto a Bill Gates y Steve Jobs, está considerado como uno de los mayores visionarios del mundo digital, capaz de revolucionar la forma en que las empresas de medio mundo gestionaban sus datos. Hablamos de Larry Ellison, fundador de Oracle, CEO de la compañía desde 1977 hasta 2014, y actual presidente ejecutivo y CTO de la misma. 

Neoyorquino de nacimiento, Ellison fue criado por su tía en un humilde barrio de Chicago debido a que su madre, Florence Spellman, soltera, dio a luz con apenas 19 años y no pudo hacerse cargo de su manutención y cuidado. De su nueva familia adoptiva incorporó el apellido Ellison (de origen ruso) y, de hecho, Larry no llegó a conocer a su madre hasta que cumplió los 48 años, lo que da buena muestra de las dificultades familiares a las que tuvo que hacer frente en su infancia. Su madre adoptiva falleció justo cuando él se encontraba en el segundo año de carrera en la Universidad de Illinois, lo cual frustró su primer intento de conseguir un título académico.

Con 20 años, Ellison se muda a California, donde conseguiría consagrarse como uno de los dioses de la tecnología moderna. Comenzó trabajando para la compañía Ampex Corporation, aunque posteriormente se decidió a crear su propia empresa en 1977, inicialmente encaminada a desarrollos informáticos a medida para diversas entidades de toda índole.

Larry Ellison, reconvertido a director de Tecnología de Oracle, realizó una demo para mostrar cómo funciona la plataforma cloud de Oracle.

Larry Ellison, reconvertido a director de Tecnología de Oracle, realizó una demo para mostrar cómo funciona la plataforma cloud de Oracle.

Pero su éxito llegó cuando su compañía, Software Development Laboratories (SDL), decidió introducirse en el, de aquella, incipiente mercado de las bases de datos relacionales: un tipo de software capaz de gestionar y asociar información entre sí sobre la cual extraer valor de negocio, y que fue adoptado en primera instancia por organizaciones militares y de inteligencia del gobierno norteamericano. Tal fue el éxito de estas bases de datos -llamada Oracle- que, en 1979, Ellison y sus dos socios (Ed Oates y Bob Miner) decidieron cambiar el nombre de la empresa a Relational Software Inc., aunque finalmente acabaría adoptando el nombre de la misma base de datos.

Desde entonces, Oracle ha sustentado su gran crecimiento en su posición de dominio absoluto en el negocio de las bases de datos, donde controla aproximadamente el 50% de la cuota de mercado. Poco a poco, Ellison fue ampliando las miras de la empresa, abordando todo tipo de software empresarial (desde recursos humanos hasta gestión de clientes, pasando por el manejo de recursos empresariales), hardware y soluciones en la nube.

Larry Ellison tuvo que hacer frente a numerosas crisis abiertas en su empresa, como la que en los años 90 casi acaba con la bancarrota de Oracle debido a unas previsiones de ventas demasiado ambiciosas que provocaron una crisis de caja brutal y de la que costó mucho recuperarse. El otro momento delicado que Ellison vivió fue el que ocurrió tras la compra, en 2010, de Sun Microsystems, con la que adquiría de una tacada un importante portfolio de soluciones de hardware y también al gran competidor de Oracle en bases de datos, MySQL. La compra supuso un importante esfuerzo financiero para Ellison y los suyos, que muchos analistas no entendieron en su momento y que penalizaron pertinentemente.

La amistad de Larry Ellison y Steve Jobs

Su rol destacado en el panorama tecnológico vino acompañado de una inusitada popularidad como ‘playboy’ y millonario de oro. No en vano, Larry Ellison ha estado casado en cuatro ocasiones… y se ha divorciado otras tantas. En concreto, el fundador de Oracle se casó con Adda Quinn en 1967, con Mary Wheeler en 1977 (apenas un año de matrimonio), con Barbara Boothe en 1983 (con la que tuvo dos hijos) y, finalmente, con la escritora Melanie Craft en 2003, de la que se divorciaría en 2010. Como curiosidad, el fotógrafo oficial de este último enlace fue el mismísimo Steve Jobs, CEO de Apple, amigo íntimo de Ellison.

larry-ellison-vela

La relación entre ambos gurús venía ya de sus tiempos de juventud, pero se afianzó conforme ambos lograban llevar a sus respectivas compañías a la cima del software empresarial (Oracle) y de los dispositivos de consumo (Apple). No en vano, entre 1997 y 2002, Larry Ellison fue miembro de la junta directiva de Apple, apoyando de forma explícita el retorno de Jobs a la compañía después de su periplo por Pixar. Una amistad muy fuerte que quedó bien reflejada cuando Larry Ellison tuvo que salir al escenario del Oracle OpenWorld 2011, al poco de saber que Jobs había fallecido, visiblemente nervioso y decaído, algo no habitual en un personaje con tanto carisma como la que suele desprender Ellison.

El retiro dorado de Ellison

En 2014, hace ya dos años, Larry Ellison abandonó el cargo de CEO de Oracle para centrarse en la dirección de tecnología, cargo que ocupa hasta la actualidad, así como la presidencia ejecutiva del grupo. De hecho, sus sucesores al frente de la compañía que fundó fueron los, hasta entonces, presidentes de la empresa: Safra Catz (también máxima responsable financiera) y Mark Hurd, exCEO de HP.

Con este retiro parcial, Larry Ellison tiene más tiempo para dedicarse a sus placeres y hobbies más peculiares. Y es que, su inmensa fortuna -y, en concreto, las extravagancias que ha hecho con ella, lo han convertido también en carnaza de prensa rosa y de sociedad. En concreto, Ellison es aficionado a las carreras de vela (dirige personalmente el equipo Oracle, campeón de la Copa América de Vela), es piloto de avionetas y un tenista empedernido, aunque también es aficionado a la música (toca la guitarra), los coches de lujo y las paradisíacas playas de Hawai, donde posee una isla entera para su disfrute. También es dueño y señor del Rising Sun, el tercer yate más grande del mundo, por detrás de Dubái y Al Salamah.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.