Tecnología

Vinton Cerf advierte de una ‘Edad Oscura digital’

vint
Escrito por Marcos Merino

“¿Qué pasará una vez que los sistemas informáticos que generaron y permiten interpretar nuestros formatos de archivo se hayan vuelto absolutamente obsoletos?”

Tendemos a ver la información digitalizada como algo que estará siempre disponible, puesto que no se ve expuesta al desgaste que el paso del tiempo genera sobre los soportes físicos. Así, los PNGs sobrevivirán más tiempo que cualquiera de nuestros cuadros, los MP3 más que cualquier vinilo o partitura, y los EPUB más que cualquier libro.

Posiblemente eso sea cierto, pero… ¿qué pasará una vez que los sistemas informáticos que generaron y permiten interpretar esos formatos de archivo se hayan vuelto absolutamente obsoletos? ¿Serán capaces nuestros descendientes de aprovechar de algún modo todos esos Terabytes de datos que habremos dejado atrás cuando, en el año 4000, nadie recuerde a Google ni Apple? Un reportaje de Wired del año pasado nos indica que las primeras muestras de este problema ya están apareciendo: en 2014, un grupo de hackers tuvo que hacerse cargo de descifrar las viejas unidades de cinta magnética usadas en las misiones lunares de la NASA:”tuvieron que ser reconstruidas y, en algunos casos, totalmente rediseñadas usando manuales de instrucciones o consejos de personas que las habían usado”.

La advertencia de Vinton Cerf

En palabras de Vinton Cerf para la BBC: “Me preocupa mucho que los viejos formatos de los documentos que hemos creado no puedan ser leídos por la última versión del software, ya que la retrocompatibilidad no siempre queda garantizada. Así, lo que puede ocurrir con el tiempo, incluso se acumulamos grandes cantidades de contenido digital, es que realmente no sepamos qué es (…) la cuestión clave es: ¿Cómo puedo asegurarme de que, en un futuro lejano, todavía se conocen las normas que permiten interpretarlo correctamente?”.

La duda planteada por Cerf resulta relevante por el mismo hecho de ser planteada por él: recordemos que es, en su faceta de co-diseñador del protocolo TCP/IP en los años 70, uno de los padres de Internet (y a día de hoy ocupa el puesto de vicepresidente de Google). Pero resulta destacable también por el marco en el que la expresó (la conferencia anual de la American Association of the Advancement of Science) y por la conclusión a la que llega: si no reaccionamos ahora, la Humanidad corre el riesgo de perder todos los datos que cree a lo largo del siglo XXI… y eso podría desembocar en una ‘Edad Oscura Digital’.

Solución: la ‘vitela digital’

Cerf pretende que en el futuro el proceso de decodificación de las ‘viejas tecnologías’ sea mucho más sencillo. Para ello, su propuesta es crear una ‘vitela digital’: una instantánea completa del funcionamiento del software y hardware actual a nivel de bits que pueda ser almacenada hasta que sea necesaria para reconstruir el funcionamiento de nuestros sistemas informáticos.

“La idea es captar el entorno digital en el que se crearon esos bits, para que dentro de 1000 años sea posible recrearlo de modo que los archivos que creamos puedan interpretarse como música, imágenes, texto, videojuegos, o cualquier otra cosa que se pueda reproducir en un futuro (…) la instantánea de rayos X que estamos tratando capturar debe ser transportable entre una nube y otra (…) la clave es saber cómo desembalarla para interpretar correctamente sus diferentes partes. Eso es posible si normalizamos las descripciones”.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.

  • Mauricio Jaramillo

    En mi humilde opinión, ese planteamiento ya es una realidad hace algún tiempo; sin ir muy lejos, los archivos de los procesadores de palabra WordStar o Q&A (por mencionar algunos) en los que escribí mi tesis de grado en el año 1991 ya no son compatibles con nada que yo conozca, o el código fuente que fue escrito para Turbo-Pascal en esos mismo años ya no puede ser compilado probablemente (todo esto se ejecutaba en sistemas DOS).

    Si queremos ser un poco mas pesimistas pensemos en las versiones de MS-Word o Excel, que cambian cada dos años (aprox.); todas ellas tienen la característica de adicionar siempre nuevas opciones y, sin falta, quitar algunas a las que estábamos acostumbrados (nada contra MS, solo por mencionar alguno, Apple y otros también lo hacen). ¿Que va a pasar con la infinidad de información (puede leerse conocimiento) que reposa en estos archivos y no en bases de datos estructuradas? … cualquier parecido con la desaparición de la biblioteca de Alejandría es simple coincidencia.

    Con toda franqueza, hoy en día me es mas útil tener mi documento de tesis impreso que seguir guardando los viejos discos de 3 y 1/2 pulgadas donde reposan los archivos. Aleluya por la reflexion del Dr. Vinton Cerf, esperemos que por provenir de tal autoridad en el tema sea considerada seriamente.