Tecnología

‘Viaje alucinante’, pero con nanomotores a control remoto

Mallouk_microscope-image_2-2014
Escrito por Rafael Claudín

Un desarrollo de la Penn State University logra introducir por primera vez nanomotores controlados con imanes dentro de células humanas vivas.

La película Viaje alucinante presentó, a mediados de los años 60, a un grupo de científicos introduciéndose en el torrente sanguíneo de un ser humano a bordo de una especie de submarino reducido a tamaño celular. Tuvo tanto éxito que hasta Asimov se apuntó a la novelización de la película, y desde entonces es carne de rumores sobre posibles segundas partes y remakes. Todavía hoy, con la avalancha de remakes de clásicos de ayer y de hoy, se habla de vez en cuando de una posible versión moderna.

Pues bien, parece que un grupo de científicos de la Penn State University se ha cansado de esperar y ha decidido tomarse la justicia (argumental) por su mano. El resultado es la introducción exitosa por primera vez de unos nanomotores controlados dentro de células humanas vivas. Diminutos cilindros de metal capaces de moverse a la orden de científicos como Tom Mallouk, uno de los investigadores a cargo del proyecto.

Los nanomotores se mueven gracias a ondas ultrasónicas que los propulsan y son dirigidos hacia su destino por medio de imanes. Una vez están dentro de la célula de destino, podrían simplemente romper su membrana, o bien pulverizarla por completo, si la cosa se pone fea, como señalan en la noticia de Penn State.

El proyecto está financiado por diversos organismos, más allá de la Penn State University: la National Science Foundation, el National Institute of Health y el Huck Innovative and Transformative Seed Fund.

Hasta ahora los experimentos con nanomotores se habían realizado in vitro, entre otras cosas porque las primeras generaciones utilizaban combustibles tóxicos, lo que no casa muy bien con la idea de células humanas vivas. El hito de los nanomotores en células vivas se debe básicamente al descubrimiento (cortesía de otro de los investigadores del proyecto, Mauricio Hoyos) de que se les puede enviar energía por medio de ondas ultrasónicas, que no afectan la integridad de las células.

Lucha contra el cáncer desde dentro de las células

Tom Mallouk considera que el desarrollo podría llevar al tratamiento “del cáncer y otras enfermedades manipulando mecánicamente las células desde dentro”. Tampoco quiere que lancemos las campanas al vuelo, al menos todavía, señalando que estamos a una década o más de empezar a realizar pruebas con animales, como indican en The Verge.

Así pues, todavía nos faltan al menos 10 años para poder ver el remake de Viaje alucinante, esta vez en el mundo real. Y con la misión de curar el cáncer. ¿Se puede pedir algo más alucinante? Para meditarlo, os dejo con el vídeo del proyecto, etiquetado como “demostración de nanorods de oro muy activos introducidos en células HeLa en un campo acústico”.

Foto: Penn State University

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.