Tecnología

Vía libre para el uso comercial de los ‘drones’

Dron
Escrito por Rafael Claudín

El juez Patrick Geraghty falla a favor de Raphael Pirker, acusado de haber hecho volar un ‘drone’ con fines comerciales durante el rodaje de un anuncio publicitario.

Que no te extrañe si el próximo paquete que recibas de Fedex, o la próxima pizza, te llega por vía de un drone comercial en lugar de un esforzado mensajero que no se quita la máscara de perro abandonado hasta que no le has dado la propina. Al menos, si vives en los Estados Unidos, donde el uso de los drones con fines comerciales tiene vía libre gracias al dictamen favorable de un juez.

Curiosamente, el caso no ha surgido por un grupo de presión interesado en la comercialización de los drones. O, al menos, no de forma manifiesta. Todo empezó cuando Raphael Pirker, un ser humano de 29 años, rodó un anunció en la Universidad de Virginia utilizando un drone. La Federal Aviation Administration le puso una multa de 10.000 dólares por usar un drone de forma comercial.

La agencia se basaba en una nota de políticas de uso que emitió en 2007, aunque no había realizado el anuncio público que necesario para incorporar un reglamento oficial. Raphael Pirker y su abogado Brendan Schulman llevaron el caso a los tribunales y ahora Patrick Geraghty, juez del National Transportation Safety Board, ha fallado a favor de Pirker.

Por el momento, sólo un vacío legal

El dictamen del juez, citado por Dvice, señala que la FAA “no ha emitido una norma regulatoria Federal Acquisition Regulation que gestione operaciones de aeromodelismo; históricamente el aeromodelismo está exento de las definiciones estatuarias FAR de ‘avión’, relegando las operaciones de aeromodelismo al cumplimiento voluntario con las guías expresadas [en la nota de 2007]”.

Naturalmente, todavía cabe la posibilidad de que la Federal Aviation Administration ponga manos a la obra y lance una regulación oficial que prohíba el uso comercial de los drones. No es algo, sin embargo, que se pueda hacer en dos días, y mientras tanto el veredicto del juez Geraghty sienta un precedente muy significativo en el sistema legal de Estados Unidos.

También es verdad que tendrían que pasar muchos años antes de que los drones se encarguen del reparto de pizzas, más que nada por su coste prohibitivo para una tarea que los expondría demasiado. Pero ya no hay, al menos por esos lares, una normativa que impida.

Imagen: Lakemaid Beer

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.