Tecnología

La venta de relojes inteligentes se disparará hasta llegar a los 36 millones de dispositivos en 2018

Escrito por Esther Macías

La inminente entrada de Samsung y Apple en el mercado de los relojes inteligentes va a suponer un revulsivo para este segmento de mercado. Juniper confía en que las ventas pasen de 1 millón a 36 millones de dispositivos en 2018.

El de los relojes inteligentes es un mercado que se encuentra en plena línea de despegue. Las consultoras no paran de dar ambiciosas expectativas sobre un negocio que está a punto de explosionar gracias al empuje que recibirá en breve por parte de cuatro gigantes tecnológicos como Samsung, Apple, Google y Microsoft, que se unirán a los jugadores que, de momento, han apostado por este terreno: Sony, Motorola y Pebble Technology.

Las cifras que ofrece Juniper en su informe ‘Next Generation Smart Watches: Market Prospects 2013-2018’ son demoledoras: la venta de relojes inteligentes, capaces de ejecutar aplicaciones al modo de los smartphones, se incrementará de 1 millón de unidades vendidas este año 2013 a unos 36 millones en el año 2018. El motor de este mercado será la llegada de nuevos smart watches dotados de una multifuncionalidad sin igual que abarca desde la monitorización de actividades deportivas y de vida saludable hasta el pago de servicios y productos, por poner dos ejemplos.

La consultora señala el fuerte impacto que tendrá en las citadas ventas la apuesta por este mercado de dos jugadores especialmente: Samsung, que ya ha anunciado el lanzamiento de su Galaxy Gear para el próximo 4 de septiembre, y Apple. No en vano Nitin Bhas, autor del informe, señala que “al educar y publicitar este segmento de dispositivos al consumidor, Apple y Samsung actuarán, de hecho, como catalizadores de este mercado”. Es más, según Bhas, la entrada de estos nuevos jugadores no perjudicará a los existentes sino que los beneficiará, ya que la demanda de este tipo de dispositivos se incrementará.

Aun así, en el informe Bhas no cree que este tipo de dispositivos (ni los tradicionales basados en una consola ni los multifuncionales) cale en todos los consumidores. En este sentido, indica, su expansión diferirá del auge experimentado por las tabletas y los smartphones que sí se han extendido a todo tipo de públicos.

Dos mercados muy diferenciados

En el de los relojes inteligentes habrá dos mercados bastante diferenciados: el de los dispositivos más tradicionales, como los que fabrican las firmas Pebble y Sony, y el de la nueva ola de dispositivos que vienen, caracterizados por la multifuncionalidad, y que Juniper no duda en calificar como ‘Premium’.

En esta línea, el de los smart watches sí se asemejará al mercado de los smartphones en el sentido de que están muy diferenciados los productos de alta gama (como el iPhone de Apple o los Galaxy de primera línea de Samsung) y los de gama media y baja. Así, mientras que los relojes más tradicionales experimentarán una importante bajada de precio, el de la nueva ola de relojes inteligentes multifuncionales será elevado.

Obviamente, al igual que ocurre en el ámbito de los smartphones, no sólo se beneficiarán de la fiebre por los relojes inteligentes sus propios fabricantes sino todo el ecosistema de desarrolladores de aplicaciones.

Los datos de Juniper llegan apenas un mes después de que Canalys diera a conocer sus expectativas de este mercado, que pasan por un incremento de las ventas de estos dispositivos que han evolucionado desde las 330.000 unidades vendidas en 2012, según la consultora, hasta las 500.000 unidades que presumiblemente se venderán en 2013 y la definitiva explosión que se producirá en 2014.

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.