Lo que los usuarios y empresas deben saber sobre IPv6

ipv4, ipv6, direcciones, transicionAnte el agotamiento de las direcciones IPv4 surge la duda de cómo son las nuevas IPv6 y cuáles son las implicaciones de la transición que se va a realizar en los próximos meses en todo Internet. El experto en redes y telecomunicaciones Jordi Palet Martínez explica qué tienen que pedir los usuarios a sus operadores y lo que deben hacer quienes tengan una página web para que ésta siga siendo accesible.

Ante todo, el experto Jordi Palet Martínez, autor del libro ‘IPv6 para todos’, publicado sin ánimo de lucro, lanza un mensaje de calma: “No hay que alarmarse”, indica para seguidamente añadir que “tampoco hay que dormirse”. Internet seguirá funcionando pero va a haber un cambio de protocolo. Será progresivo, no habrá una ruptura, pero toda la red tiene que adaptarse para llevar a cabo una correcta transición, tal y como explica el experto en la entrevista.

¿Cuál va a ser la vida o duración de las IPv6?

IPv6 tiene direcciones con una longitud de 128 bits, es decir 2^128. Por lo tanto tendríamos direcciones más que suficientes para que cada usuario de Internet tenga en su casa muchas más direcciones que todo Internet actual con IPv4, e incluso así, seríamos capaces de llenar de direcciones trillones de planetas del tamaño de la tierra, tantos que no cabrían en la órbita solar. IPv6 ha sido diseñado para que no se agote como nos ha pasado con IPv4.

¿Cómo le afectará Internet de los Objetos?

Cada usuario debería recibir de su ISP (proveedor de Internet), incluso en la conexión a Internet doméstica, lo que se llama un /48, es decir, un prefijo de 48 bits. Eso quiere decir, que cada usuario podrá disponer de 16 bits adicionales para sus redes (por ejemplo red con cables, red wireless, red wireless para invitados, red para electrodomésticos, red para los ladrillos de la casa, etc.) Sé que parece exagerado, pero no lo es. Precisamente la innovación más grande que sin duda veremos a corto plazo, es el Internet de los Objetos. No es ciencia ficción, ya esta aquí.

¿Cómo les afecta a los proveedores de Internet las IPv6?

Hay que asegurarse de que los ISPs nos entreguen nuestro /48, y por supuesto sin coste adicional. IPv6 NO tiene que costarnos más, al revés, los ISPs van a poder hacer más negocio y ofrecernos más servicios y aplicaciones que pagaremos con mucho gusto.

¿Cuánto va costar, en tiempo y dinero, hacer la transición?

Al contrario de lo que se cree, la transición no es cara. Lo caro es dejarlo para el último momento. Si se planifica con anticipación, IPv6 cuesta casi cero, en la mayoría de los casos, el mayor coste es formar a los ingenieros. Si hablamos de tiempo en un operador, y se tiene experiencia y conocimientos muy profundos del protocolo, podemos hablar de unos 6 meses.

Lógicamente, para lograr estos plazos hay que tener experiencia y conocimientos que hoy por hoy no son tan comunes, y por ello la mayoría de los operadores, proveedores de contenidos y empresas de todo tipo, subcontratan a consultoras especializadas, pues al final es mucho menos costoso, e insisto, nada caro: El impacto por cada cliente del ISP es de menos de un euro.

¿Cómo hay que hacer la transición desde el punto de vista del usuario?

Los usuarios no tienen que hacer nada más que activar IPv6 en su ordenador, como explicamos en el libro “IPv6 para todos”, e incluso esto ya está hecho en muchos sistemas operativos modernos. Si su ISP no ofrece servicio IPv6, hay que pedirlo, quizás convenga actualizar el software del CPE (el router domestico), o incluso reemplazarlo, pero de momento no es imprescindible y es algo que se irá haciendo poco a poco según sea necesario por otras cuestiones, como puede ser conectarse con fibra óptica, servicios de TV por Internet, más ancho de banda, etc.

Una página web es un caso muy similar, desde el punto de vista del servidor, pues los sistemas operativos son los mismos que para los ordenadores portátiles y de sobremesa, en lo que respecta a IPv6. Sin embargo, aquí es más conveniente que el router esté bien preparado, para garantizar la calidad de servicio a los usuarios que acceden a dichas páginas web.

Al poner en marcha IPv6, tenemos que mantener IPv4 activado. Esto se llama coexistencia (doble-pila) y es necesario porque queremos seguir utilizando los servicios, aplicaciones, páginas web que AÚN no tienen IPv6, y que siguen funcionando con IPv4.

¿Se perderán páginas, dominios o información en la transición?

Se están perdiendo páginas ya, desde que IPv6 está activado por defecto en muchos sistemas operativos y ya hay páginas web en Internet que tienen doble-pila (IPv4 e IPv6). Éste no es sólo el caso de los grandes, sino que también en España, páginas menos conocidas, incluso de productos comerciales, como por ejemplo www.catgenie.es, hace más de un año que utilizan IPv6, y casi nadie se da cuenta.

Y si digo casi nadie es porque los usuarios para acceder a ellas, dado que sus ISPs no tienen soporte IPv6 todavía, utilizan esos mecanismos de transición automáticos que antes mencionaba, y por tanto se producen algunos fallos. Para que os hagáis una idea, Yahoo ha calculado que perderá 1.000.000 de usuarios solo en un día de prueba.

¿Tiene que hacer algo la gente que tenga su web con una IP actual?

Sí claro, igual que tenemos que pedir a los ISPs que nos pongan IPv6 en nuestro ADSL o fibra, igualmente tenemos que pedir a quienes alojen nuestras páginas web que también se conecten con IPv6 y configuren IPv6 en esos servidores, y en caso contrario, poner nuestra página web en otros proveedores que ya lo tengan.

A parte del tamaño, ¿hay alguna mejora o función adicional que aporte IPv6?

IPv6 tiene tantas direcciones que podemos comunicarnos de extremo a extremo. Ello implica además, que como el protocolo de seguridad, IPsec, es obligatorio en IPv6, podemos hacer comunicaciones extremo a extremo reales y, si queremos, seguras.

Otro aspecto interesante, si se sabe utilizar correctamente IPv6, es un importante nivel de protección frente a ataques “por la fuerza bruta”. En IPv4, un atacante, tardaría 5 minutos en rastrear nuestra red. Sin embargo, en IPv6, dado que la red más pequeña tiene 2^64 direcciones, necesitaría 5,3 mil millones de años.

Por otro lado incluye autoconfiguración, lo que simplifica la gestión, ya que ni siquiera requiere (aunque se pueden usar también) que haya servidores DHCP. En el futuro veremos que es un protocolo extensible, que podrá crecer si hace falta, y también nos permitirá agregar mecanismos de calidad de servicio, por medio de flujos de tráfico.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top