Tecnología

Unos 800 millones de trabajos quedarán en manos de robots en 2030

800millones de trabajos en manos de robots en el futuro

Según un estudio unos 800 millones de trabajos en todo el mundo pueden pasar a ser automatizados para 2030. Más de una quinta parte de la fuerza de trabajo mundial.

El mundo siempre ha estado a ojos del ser humano divido. El mundo industrializado frente a las áreas rurales; el primer mundo y el tercero. Los países desarrollados y las economías emergentes. Parece que en unos años comenzaremos a hablar de una nueva división: la que separe el mundo automatizado del que no.

Así parece adelantarlo el nuevo informe de McKinsey & Co. según el cual más de 800 millones de trabajadores podrían pasar a ser sustituidos por robots para el 2030, en el peor de los escenarios. Si el aumento de estas tecnologías se desarrolla de una manera menos rápida de lo esperada, el estudio habla de unos 400 millones de trabajadores desplazados.

Basado en 46 naciones y más de 800 ocupaciones diferentes, la investigación busca dar respuesta a cómo la tecnología y la automatización transformarán la demanda laboral a nivel global. Siguiendo los resultados obtenidos, la empresa pronostica cambios en las distintas manos de obras de al menos 45 países a medida que los avances tecnológicos irán ocupando las tareas ofimáticas o físicas.

Entre los países que más se verán afectados por la automatización en el sector laboral se encuentran Estados Unidos, India, China o Japón. En cuanto al tipo de trabajos que contarán con mayor presencia de funciones automatizadas: los trabajadores de comida rápida, operarios de maquinaria y  empleados administrativos. El estudio anticipa que además esto pueda ir asociado con un descenso salarial sobre aquellos trabajadores empleados en ocupaciones cada vez menos demandadas.

robots en puestos de trabajo

Trabajadores remplazados según países. Foto: Bloomberg

Pero aunque el avance tecnológico golpee al sector laboral, la modificación que conllevará no afectará de la misma manera a todos los países. El análisis sugiere que las perspectivas de las ocupaciones tradicionalmente de clase media diferirán notablemente entre los países ricos y los más pobres.

En los países más prósperos,  se muestra como la demanda de administrativos en las oficinas se contrae un 25 % o más a medida que los softwares asumen más ese rol. Por contra, en los países menos desarrollado, esta demanda  aumentará, según el análisis, a medida que las empresas vayan creciendo y con ello los ingresos y el gasto de los consumidores.

Las extrañas profesiones de futuro que tendremos cuando los robots nos quiten el empleo

Por otro lado, países con una mano de obra actualmente muy barata como China, podrían verse afectados a la inversa. Tardarían más en incluir este tipo de automatizaciones por el gasto económico. Mientras  muchas de las empresas que fabrican allí, regresarían a sus países motivados  por el nuevo coste salarial que permitiría el desarrollo de las tareas por robots. Esto implicaría de igual manera la pérdida d trabajo de cientos de trabajadores en la potencia asiática.

Lo que esta claro es que los gobiernos deben pensar no solo acerca de cómo la automatización afecta a los trabajadores, sino a toda su base económica.

También habrá nuevos trabajos

Pero no todo resulta alarmante o devastador. Según Susan Lund, coautora del estudio “habrá suficientes trabajos para todos nosotros en la mayoría de los escenarios”. Esta automatización de los puestos de trabajo llevará asociada la creación de otros nuevos empleos.

Esos trabajos incluirán  puestos relacionado con los servicios de cuidado médico, debido al envejecimiento de la población, especialistas en tecnología e incluso trabajos relacionados con la jardinería, según el informe.

Esto se prevé a que todo ese dinero que las empresas ahorraran con la presencia de robots en ciertas áreas de trabajo deberá regresar a la sociedad de alguna u otra forma, por lo que se generarán nuevas posibilidades de trabajos, sobre necesidades quizá aún no cubiertas o generadas.

Lo que esta claro es que con la llegada de los robots a los puestos de trabajo las nuevas generaciones van a tener que cambiar y aprender a hacer cosas nuevas que por el momento no conocemos.

Vía| Bloomberg

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.