Drones Tecnología

Una escuela para drones híbridos en el Reino Unido

El centro abrirá sus puertas a la experimentación con drones a principios de 2016, con un presupuesto de 1,25 millones de libras.

Junto con las impresoras 3D, los drones son probablemente la apuesta tecnológica innovadora más importante de los últimos años. Mientras vemos cómo en Estados Unidos se van otorgando concesiones para su uso comercial después de una ley restrictiva, en lugares como el Reino Unido se apuesta claramente por su desarrollo por sus amplias posibilidades de futuro.

Aunque para ello haga falta una inyección de capital extranjero. El nuevo centro para el estudio y desarrollo de los drones cuenta con los fondos de Brahmal Vasudevan, CEO y fundador de empresa de capital riesgo Creador, que pese a su nombre es una de las líderes asiáticas y tiene sede en Malasia.

No en vano, el centro lleva el nombre de Brahmal Vasudevan Aerial Robotics Lab, aunque formará parte del Imperial College londinense. En sus instalaciones recibirán clases estudiantes universitarios y de postgrado, que podrán aprender y poner a prueba sus habilidades con la tecnología de los drones. Con una interesante novedad: podrán ser drones capaces de manejarse tanto en el aire como en el agua.

Drones híbridos de salvamento

Con el apoyo del organismo City and Guilds, que ofrece centros de formación en edificios londinenses, el Brahmal Vasudevan Aerial Robotics Lab será un edificio de dos plantas con laboratorio y taller, que aprovechará la azotea para realizar pruebas de vuelo. Será una arena segura para ellas, de modo que los estudiantes puedan realizar progresos sin estrellar los drones en el vecindario.

Pero por si fuera poco dispondrá de instalaciones acuáticas para el desarrollo de drones que además de volar puedan sumergirse y realizar, por ejemplo, operaciones de rescate con éxito. Como señala PopSci, este tipo de instalaciones libera a los diseñadores de las limitaciones de considerar a los drones dispositivos sólo para tierra, aire o agua.

No hace mucho vimos los drones de rescate propuestos por la compañía iraní RTS Labs, que precisamente anunciaba entonces la apertura de oficinas en el Reino Unido. De momento se limitaba a lanzar un salvavidas, pero con drones híbridos sus posibilidades se multiplicarán. Cada vez quedan menos campos en los que los drones no puedan tener una utilidad práctica.

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.