Tecnología

Un ingeniero chino se casa con su novia-robot

Un ingeniero chino se casa con su mujer-robot
Escrito por Lara Olmo

Harto de su soltería, un ingeniero chino experto en inteligencia artificial desarrolló su propia novia robot el año pasado y ahora acaba de celebrar su boda.

De momento el matrimonio entre humanos y robots no es legal en ninguna parte del mundo, pero un ingeniero chino ha celebrado una boda con su novia-robot como si de un casamiento convencional se tratara.

Su nombre es Zheng Jiajia, de 31 años, y harto de no encontrar pareja, decidió crearse la suya propia. Su dominio de la inteligencia artificial le permitió programar una mujer robótica en 2016, a la que bautizó como Yingying, y tras meses de “relación”, el ingeniero ha formalizado la unión.

Yingying presenta algunas carencias que la alejan de una mujer real: no puede andar y sus capacidades comunicativas son limitadas. Sólo puede pronunciar algunas palabras conectándose a un ordenador con textos y archivos de audio almacenados y gracias al machine learning puede reconocer algunos caracteres chinos, fotografías y objetos.

Pero al parecer ha sido suficiente para que Zheng Jiajia encuentre la felicidad. Esto, y que la presión social en China por el matrimonio sigue siendo muy fuerte y llevaba demasiado tiempo soltero.

Pese a tratarse de una anécdota, muchos han visto en este casamiento tan particular el vaticinio de lo que dentro de unas décadas acabará siendo algo habitual: las bodas entre humanos y robots.

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.