Tecnología

La última tendencia de equipo en Silicon Valley es el viernes elegante

Escrito por Raquel C. Pico

Los trabajadores de Silicon Valley han empezado a practicar el formal friday, viernes en los que se visten de forma formal.

De Silicon Valley llegan todas las tendencias innovadoras, todos los cambios de management, todas las cosas nuevas. Fueron los trabajadores del valle del silicio los que, con sus sudaderas y sus chanclas, acabaron por imponer el dress code relajado en todas partes. Pero ahora, desde Silicon Valley, podría estar llegando la antitendencia: los trabajadores de las empresas de nuevas tecnologías se visten elegantes los viernes.

El Formal Friday es el anti Casual Fridayla única manera de ser inconformista en la cuna del conformismo, como apuntan desde The Wall Street Journal. Facebook tiene en su departamento de diseño desde 2005 el Corporate Friday, en el que sus empleados se visten elegantes. Zynga también practica el Formal Friday de una forma no corporativa y otras startups también lo están haciendo, sorprendiendo a visitantes ajenos a la cultura distinta de Silicon Valley.

Todo empezó, según el Journal, en 2004, en  Barbarian Group, una firma de marketing digital, que realizó en su oficina de Boston unas invitaciones protagonizadas por un Ken y una Barbie vestidos de forma formal. De ahí arrancó la tradición de vestirse elegantes los viernes, por oposición a los looks altamente casuales de los días de semana. Y en ese lugar empezó el éxito de los viernes formales, que ha saltado al resto del ecosistema tech como la práctica irónica a la que hay que abonarse: “me siento como un banquero… y quiero producir”, bromea el responsable de una startup en el Journal.

Los trabajadores de Silicon Valley aprenden cómo vestirse elegantes con tutoriales de YouTube y recurriendo a internet, donde también se puede seguir el rastro de lo que están haciendo los empleados de las empresas tech con esta idea. En Tumblr se puede seguir el éxito de la iniciativa vía etiqueta y descubrir que la iniciativa incluso ha saltado a las empresas emergentes en nuevas tecnologías de Europa.

Foto cc mootown

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico