Tecnología

Uber vuelve a Finlandia después de que se haya regulado el transporte colaborativo

Reparto de alimentos, coches autónomos o vehículos de carga: los nuevos planes de Uber

Tras un cambio normativo, la multinacional norteamericana relanzará sus servicios uberX y UberBLACK desde este mismo miércoles en las ciudades de Helsinki, Espoo, Vantaa y Kauniainen.

A diferencia de España, donde cada vez se imponen más trabas burocráticas al funcionamiento de plataformas como Uber o Cabify, en los países más avanzados de Europa van en la dirección opuesta. El último ejemplo de ello es Finlandia, nación que ha pasado de tener una de las estrategias más agresivas en contra del transporte colaborativo a regularlo y estructurarlo de manera que haya libre competencia entre taxis y vehículos privados.

Hasta hace no tanto, Uber y sus semejantes eran legales siempre y cuando sus conductores tuvieran licencias de taxi válidas. El problema radicaba en que la compañía fue objeto de varias investigaciones policiales ya que muchos de ellos carecían de los permisos establecidos, por lo que se les requisaban sus beneficios de forma inmediata.

Cabify, mejor que el taxi y Uber en un estudio de la OCU en 10 ciudades españolas

Ante la presión gubernamental, Uber decidió abandonar sus operaciones en el país nórdico, al igual que hizo en España ante semejante situación. Hasta el uno de julio, cuando el gobierno local revisó su legislación sobre transporte, eliminando el tope a la cantidad de taxis disponibles o a las tarifas que éstos imponen. En otras palabras: creando un marco legal para aplicaciones como Uber.

Tras esta decisión, la multinacional norteamericana relanzará sus servicios uberX y UberBLACK desde este mismo miércoles en las ciudades de Helsinki, Espoo, Vantaa y Kauniainen.

“Los conductores con licencia completa según las nuevas regulaciones ahora podrán ayudar a cientos de miles de finlandeses a moverse con solo tocar un botón”, ha explicado en un comunicado el director general de Uber Nordics, Joel Jarvinen. “Esperamos que otros países, donde las personas locales actualmente no pueden usar aplicaciones como Uber para moverse o para hacer dinero en sus términos, pronto sigan estos pasos“, añade en alusión a los lugares más críticos con el servicio, como España.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.