Tecnología

Uber se alía con Volvo para desarrollar coches autónomos

Uber y Volvo se alían para desarrollar coches autónomos

Uber ha firmado un acuerdo con el Grupo Volvo, cifrado en 300 millones de dólares a partes iguales, con el objetivo de desarrollar sus propios vehículos autónomos.

Uber ya había anunciado anteriormente su interés en crear un coche propio que no requiera del manejo humano. Por ahora, Volvo será su ayudante a la hora de desarrollar las funciones de conducción autónoma para el modelo XC90 SUV, uno de los más famosos del fabricante. Mientras, su millón de conductores en todo el mundo están expectantes de cara al futuro.

La compañía de transporte colaborativo ya comenzó en 2014 a contratar a expertos en el terreno de la condicción autónoma, muchos de ellos procedentes del departamento de robótica de la Universidad Carnegie Mellon de Pittsburg.

Uber Central, la flota de coches para empresas y pymes

Las pruebas para este ambicioso proyecto basado en coches sin conductor comenzarán a finales de este mes de agosto, y si triunfan, harían de esta iniciativa algo pionero, por encima de las iniciativas del Autopilot de Tesla o de la flota del gigante tecnológico Google.

La flota en pruebas, muy pronto

En el comienzo, el conjunto de vehículos autónomos lanzados por Uber llegarán acompañados de un supervisor en el asiento del copiloto. Serán vehículos de Volvo modificados con múltiples, cámaras, sensores, láseres, radares y receptores de GPS. A finales de este 2016, podrían ser 100.

Cabe destacar respecto a su flota inteligente, que Uber no pretende producir este tipo de vehículos a gran escala, sino que prefiere llegar a acuerdos con determinados fabricantes para que desarrollen kits personalizados para la compañía. El Big Data recogido a través de su app permitirá optimizar y perfeccionar los sistemas de mapeado y navegación. 

El compromiso de Uber con Volvo no tiene un carácter exclusivo, ya que la empresa pretende que se incorporen ingenieros procedentes de otras compañías, y el pasado mes de julio apostó por la adquisición de Otto, una startup de tractores de conducción autónoma.

En cuanto a otras casas de vehículos, Reuters apunta que Toyota ya ha declarado estar negociando también con Uber, mientras que General Motors lo estaría haciendo con Lyft, su principal competidor.

Vía | Bloomberg

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.