Tecnología

Uber usará los smartphones (y su geolocalización) para controlar a los conductores

La región de Bruselas se prepara para regular Uber

Uber, la popular y polémica app de transporte urbano, está preocupada por la seguridad de sus viajeros durante los trayectos que realizan a bordo de los vehículos de su flota. En ese sentido, la empresa quiere asegurarse de que los conductores que se lucran a través de la aplicación cumplan con unos criterios mínimos de calidad, desde el respeto a una velocidad máxima hasta la frecuencia con que se para o detiene.

Para lograr monitorizar todos sus vehículos, Uber utilizará las capacidades intrínsecas de los smartphones con que los propios conductores gestionan las solicitudes de los viajeros. Así, la empresa accederá a herramientas como el acelerómetro, GPS y girómetro para averiguar si los clientes dicen la verdad sobre su viaje cuando rellenan sus formularios de experiencia, un tipo de feedback voluntario que sirve para aumentar la puntuación no sólo del usuario sino también del corredor.

Los datos recabados por esta nueva técnica tendrán muy distintos usos. El primero, y más inmediato, es mejorar la puntuación de los conductores en la aplicación, cuanto más seguros sean los conductores. En segundo lugar, comprobar tanto las opiniones positivas no justificadas sobre un conductor, creadas con la intención de aumentar artificialmente sus viajes, como de detectar los falsos testimonios o las quejas infundadas.

Si un cliente se queja de que un conductor aceleró demasiado rápido y frenó demasiado fuerte, podemos revisar ese viaje a partir de datos. Si las votaciones son precisas, entonces podemos ponernos en contacto con el conductor y tomar medidas”, explica Joe Sullivan, director de seguridad de Uber. “Y si no es así, podríamos utilizar la información para asegurarnos de que la calificación de un conductor no se vea afectada”.

Evitar accidentes causados por la mala praxis del conductor

Sin embargo, el objetivo último es lograr reducir los accidentes de tráfico causados por la mala actuación de los conductores. “Con el tiempo, esperamos poder utilizar la tecnología para mejorar la seguridad de manera proactiva”, confirma Uber en su blog corporativo.

uber

En ducho texto, Uber alude a que las distracciones al volante fueron la causa de unas 3.000 muertes en 2013 en EEUU, a los que hay que sumar otras 10.000 muertes por exceso de velocidad, datos en este caso de 2012, tan sólo en los Estados Unidos.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.