Tecnología

Uber suspende su programa de coches autónomos tras un accidente en Arizona

Uber y Volvo se alían para desarrollar coches autónomos

Un nuevo accidente pone en tela de juicio la capacidad de los coches autónomos de Uber, firma que no está para muchas alegrías últimamente…

Uber vuelve a ser protagonista del día y, de nuevo, no por motivos precisamente halagüeños… si bien por una vez no tenemos que hablar de la maleducada conducta de su dueño -Travis Kalanick-, de la dimisión de más directivos o de otro caso de acoso sexual. Ahora el problema radica en su innovación pura y dura, el coche autónomo de la firma, que se ha visto involucrado en un accidente este viernes en una carretera de Tempe (Arizona).

El accidente no tuvo consecuencias graves para los ocupantes del vehículo; pero sí ha sido suficiente para que la compañía anuncie la suspensión inmediata de su programa de conducción autónoma hasta que se aclaren las causas que llevaron al incidente. Una medida que afecta no sólo a los automóviles sin conductor que circulan por el estado de Arizona, sino también a sus homólogos en Pittsburgh y San Francisco.

¿Cómo puede Uber perder 2000 millones de dólares en 9 meses?

Al parecer, el conductor de un segundo vehículo no cedió el paso al coche de Uber (un SUV de la marca Volvo, como el que mostramos en la imagen superior de este artículo) en un cruce, provocando que ambos automóviles chocaran y que el de la empresa tecnológica rodara unos metros sobre su lateral. Si bien el accidente no fue provocado por la tecnología de conducción autónoma, sí que abre una discusión en torno a los avances que Uber está logrando en este terreno.

De hecho, Uber alerta (al igual que Tesla con su AutoPilot) de que la intervención humana sigue siendo necesaria en situaciones de emergencia con su vehículo, incluso con condiciones meteorológicas adversas. Google –a través de su filial Waymo-, en cambio, parece estar un paso por delante y apostando por los últimos niveles ya de la conducción autónoma. En ese sentido, los futuristas vehículos de Waymo serán los mayores beneficiarios de que California permita coches autónomos sin un humano a bordo a finales de año.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.