Aplicaciones Tecnología

Uber prohíbe que sus conductores y pasajeros lleven armas de fuego

Uber-taxi
Escrito por Redacción TICbeat

La política de la compañía se actualiza para prohibir explícitamente una cuestión que antes dejaba en manos de la legislación local.

Uber ya no permitirá que sus conductores ni sus pasajeros lleven consigo armas de fuego en los desplazamientos contratados a través de su aplicación móvil. Porque, sí, hasta ahora las políticas de esta a veces controvertida plataforma de uso de transporte privado permitía que sus usuarios y chóferes llevasen pistolas, siempre que cumplieran con la normativa local del territorio en el que operasen.

The Wall Street Journal se hace eco de este cambio en los términos de uso y condiciones del servicio de Uber, que se han hecho notorios coincidiendo con el tiroteo ocurrido la semana pasada en la ciudad estadounidense de Charleston (aunque desde la compañía defienden que son anteriores), en el que murieron nueve personas, y que volvió a abrir el debate sobre el uso de las armas de fuego en un país en el que cada año se cobran un número sustancial de víctimas.

Ahora las condiciones de uso del servicio de Uber prohíben explícitamente que sus conductores o pasajeros suban armas de fuego “de cualquier tipo” a los vehículos cuando vayan a ofrecer o disfrutar de una carrera contratada a través de esta aplicación móvil.

El pasado mes de abril un conductor de Uber se vio involucrado en un tiroteo en Chicago, cuando disparó seis veces contra otro hombre que acababa de atacar con una pistola a una multitud en la calle. El chófer acababa de dejar a un pasajero que había contratado el servicio a través de Uber, y no fue imputado de ningún cargo, ya que la justicia determinó que actuaba en defensa propia y de otros ciudadanos. Pero el incidente suscitó algunas preguntas sobre la seguridad en Uber. Una portavoz de la compañía dijo entonces que ésta obligaba a sus conductores a que cumplieran con las leyes locales, estatales y federales sobre transporte de armas. Un aspecto que acaba de ser modificado.

No es la primera vez que se cuestiona la seguridad a bordo de los vehículos que ofrecen sus servicios en Uber. En diciembre de 2014 las autoridades de la ciudad india de Nueva Delhi prohibieron el uso de la aplicación en sus dominios, después de que se denunciara un caso de agresión sexual que, supuestamente, había sufrido una usuaria del servicio por parte de un conductor que trabajaba para éste. Un debate recurrente en una compañía que considera que sus conductores no son trabajadores, sino contratistas independientes, y de la que algunos cuestionan su capacidad para ofrecer ciertas garantías a los usuarios de sus servicios.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.