Aplicaciones Tecnología

Uber mete un gol a las autoridades de Nueva York

Nueva York, la ciudad que más gasta en datos móviles según un estudio japonés
Escrito por Redacción TICbeat

El alcalde cede ante la presión, desencadenada por una campaña de protestas de usuarios organizada por la propia compañía.

La compañía Uber, responsable de la aplicación de uso compartido de transporte privado que parece llamada a robar clientela a los taxis, se ha anotado un importante tanto en Nueva York. La startup ha logrado que el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, recule en sus planes de imponer una nueva tasa, que habría afectado a los servicios que presta.

La intención de De Blasio era la de establecer un nuevo impuesto para las compañías como Uber, que recortaría su crecimiento, que, de acuerdo con el ayuntamiento, estaría directamente relacionado con el aumento de la congestión del tráfico en zonas de la ciudad como Manhattan.

Uber se puso manos a la obra, y organizó a sus usuarios y simpatizantes en una campaña que ha incluido 17.000 correos electrónicos de protesta al consistorio, quejas en Facebook, manifiestos públicos de celebridades como el actor Neil Patrick Harris (Cómo conocí a vuestra madre) y la supermodelo Kate Upton e incluso la posible creación de una pestaña en la app llamada ‘DeBlasio’ en honor al alcalde, que acusaría a éste de los posibles retrasos que los usuarios sufrieran en el futuro. Las manifestaciones de viajeros y conductores de Uber en apoyo al servicio, por otra parte, se han sucedido estos días en las calles de la ciudad.

El equipo de De Blasio, por su parte, comparó a Uber con un “Wal-Mart sobre ruedas”, y aseguró que ningún tipo de guerra da a ninguna compañía un cheque en blanco para influir en las condiciones de vida de los neoyorquinos.

Ahora Uber ha manifestado su alegría por haber alcanzado un acuerdo con el alcalde y el Ayuntamiento, que consistirá en la elaboración de una investigación sobre las condiciones del acceso al transporte en la ciudad, así como en el estudio de medidas para mejorarlas. Este pacto obligará a Uber a facilitar datos detallados sobre sus operaciones en la ciudad a los empleados municipales.

Hace apenas unos días, un poco más al sur, Ciudad de México se convirtió en la primera urbe latinoamericana y la de mayor tamaño en reconocer legalmente los servicios de Uber, precisamente tras alcanzar un acuerdo de colaboración en la mejora del rendimiento del transporte de la ciudad y tras fijar un impuesto que la compañía deberá pagar.

El mundo ya casi puede dividirse entre aquellos lugares en los que esta aplicación está perseguida y aquellos en los que no. Nueva York ha cambiado de bando.

Foto cc: CallMeWhatEver

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.