Tecnología

Tu móvil depende del continente en el que vivas

Tu móvil depende continente vivas
Escrito por Óscar Condés

Un estudio desgrana cuáles son los teléfonos, los tamaños de pantalla y los sistemas operativos preferidos según las diferentes zonas del planeta.

En Norteamérica y Oceanía dominan los iPhone, Sudamérica es territorio Android, en África triunfan los móviles más baratos y Europa es el territorio más diverso del planeta. El caso es que del mismo modo en que cada continente hay una cultura, costumbres y tradiciones diferentes, también hay unos gustos que determinan que se usen unos tipos u otros de dispositivos móviles.

El estudio denominado “Mobile Overview Report” ha sido realizado por Scientiamobile (una empresa que recopila y comparte información sobre el uso de dispositivos tecnológicos) y recoge las preferencias mundiales en cuanto modelos de smartphone, tablet, etc, sus tamaños de pantalla y el sistema operativo preferido.

En Asia prefieren las pantallas grandes

En líneas generales, el continente asiático es el que presenta una mayor penetración de teléfonos inteligentes en relación al uso de dispositivos móviles. Así, el porcentaje de uso de tablets es de sólo un 17% , frente al 77% de smartphones. Los modelos más populares serían el Samsung Galaxy S4, seguido por el Samsung Galaxy Note II y el Samsung Galaxy Note 3. Sabiendo esto no es difícil adivinar que Android es el SO dominante con una cuota de mercado del 77%, con iOS en una segunda plaza pero a mucha distancia (14% del mercado). En relación al tamaño de pantalla, llama la atención que el 90% de móviles están entre las 4 y las 6 pulgadas.

Norteamérica es territorio Apple

Aquí los iPhones son la estrella, haciendo que éste sea uno de los lugares donde iOS obtiene mayor cuota de mercado. Y es que, aunque es cierto que en los últimos tiempos los dispositivos Android han ido ganado terreno, la política de las operadoras y la subvención de terminales hace que la diferencia de precio entre un iPhone y otro dispositivo no sea muy alta, con lo que tener un móvil Apple es bastante asequible. Por lo que toca los tamaños de pantalla, el informe no tiene en cuenta el lanzamiento de los iPhone 6 e iPhone 6 Plus, por lo que el 57% de los móviles se encuentran entre las 4 y 5 pulgadas.

El viejo continente es diverso

En Europa, la gran diversidad y mezcla de población se manifiesta también en la adquisición de terminales móviles que resultan de lo más variado. Distintos modelos de iPhone (5,5s y 4) compiten con los Samsung Galaxy en cuanto a popularidad, aunque Android supera claramente a iOS (62% del mercado frente al 28%). Por cierto que el viejo continente es uno de los pocos sitios donde RIM OS, el sistema de las Blackberry, aún tiene una pequeña representación del 2%.

Los resultados son muy variables, y buen ejemplo de ello son que en el Reino Unido Apple vence a Android (48% frente a 39%), y por el contrario en España los de la manzana caen claramente frente al androide (12% contra y 82%). En cuanto a los porcentajes sobre el tamaño de pantalla son similares a los de los norteamericanos, con preponderancia de los gadgets de 4 y 5 pulgadas.

Sudamérica elige al androide

Si en la mayoría de continentes los smartphones de Apple y Samsung se juegan los primeros puestos en las listas de ventas, en Sudamérica se cuela el Motorola Moto G como líder del mercado con una cuota del 17% y le siguen, a bastante distancia, cuatro dispositivos Samsung. Se trata de un mercado claramente dominado por Android (86%), y donde la presencia de iOS es tan minoritaria que se encuentra al nivel de sistemas operativos menos extendidos como Windows Phone (ambos con un 7% de cuota de mercado). Eso sí, por lo que se refiere a las tablets, los iPads de Apple tienen un claro dominio frente al resto de marcas, algo que ocurre igual en la mayoría de continentes.

Teléfonos baratos para África

No es de extrañar ya que, como es bien sabido, su población dispone de menos recursos que el resto de continentes. Así, destaca el gran uso de dispositivos móviles de gama baja, aunque el Samsung Galaxy S4 ocupe la primera posición de los smartphones más utilizados. Sin embargo, sus seguidores inmediatos son terminales más modestos como el Huawei Y220 y el Nokia Lumia 520. Esto se nota también en las preferencias respecto a las tabletas; si en el resto del mundo triunfan los iPad, aquí lo hacen las Samsung Galaxy Tab 3.

En cuanto a la elección del sistema operativo, encontramos sorpresas. En África el sistema iOS marca el mínimo de cuota (4%), siendo superado incluso por Windows Phone (11%) e incluso RIM OS (5%). Otra de las peculiaridades del continente africano es que tiene la mayor cuota de mercado de feature phones (teléfonos de primera generación, sin acceso a Internet de alta velocidad) con un 20% del total.

Oceanía, como los norteamericanos

Por último, en el continente más alejado de nosotros se vive una situación similar a la que relatábamos respecto a América del Norte, pero con una ventaja aún más rotunda para los de Cupertino. Los dispositivos iOS suponen el 56% del total, y los diferentes iPhone (5, 5S y 4S) ocupan los tres primeros puestos en el ranking de ventas, seguidos a cierta distancia por los Galaxy S4 y S5.

Según Scientiamobile, el 78% de los móviles usados en Oceanía tienen una diagonal de pantalla por debajo de las cinco pulgadas, algo que se explica por la alta tasa de iPhone entre sus habitantes. Eso sí, no olvidemos el dato antes comentado según el cual este estudio, que sugiere que nuestro móvil depende del continente en el que vivamos, no recogía datos de los últimos modelos lanzados por Apple (que supusieron un aumento de tamaño importante). Lo interesante es que el hecho de utilizar modelos con pantallas pequeñas puede verse reflejado en la necesidad de tener un dispositivo con una mayor. Así, mientras que el 58% del total de dispositivos son smartphones, el 42% son tablets.

Fuente | CincoDías

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.