Tecnología

Cómo pueden los nómadas digitales ahorrar y planificar sus finanzas

Cómo pueden los nómadas digitales ahorrar y planificar sus finanzas

La transformación digital ha revolucionado el mercado laboral con la aparición de nuevas figuras profesionales como los nómadas tecnológicos. Si eres uno de ellos y quieres ahorrar y mejorar tus finanzas, sigue leyendo.

Los nómadas digitales, también llamados e-nomads, son aquellos profesionales que trabajan valiéndose de las nuevas tecnologías y que además, no tienen un entorno de trabajo fijo o estable, sino que desempeñan su actividad de forma remota desde diversos puntos como sus casas, espacios de coworking o diferentes ubicaciones a lo largo y ancho del planeta.

9 apuntes para motivar a los trabajadores remotos de tu empresa

Quizá por su constante movilidad, es más complicado que los nómadas digitales puedan ejercer un control exhaustivo de sus gastos e ingresos, prever sus movimientos financieros con antelación o tener mayor margen de ahorro, una situación que se agrava cuando los costes de viajar y moverse constituyen una gran proporción de sus gastos o sus ingresos no son regulares. Por ello, a continuación proponemos una serie de apuntes para ahorrar más y organizarte mejor si eres e-nomad. 

Claves para el ahorro y la organización financiera de los e-nomads

  • Haz la media de tus ingresos: Para no llevarte sustos, analiza lo que ha ganado en los últimos doce meses y usa los ingresos mensuales más bajos como referencia para su presupuesto. De esta manera, en los períodos de ingresos mensuales más altos, podrás ajustar los gastos e incrementar el ahorro.
  • Planifica la media de gastos: Observa qué gastos son fijos y cuáles son variables. Es posible que entre los primeros se encuentre la factura del móvil, la cuota de autónomos, el seguro o la conexión a Internet. Para los variables, haz una media e intenta ceñirte a ella en la medida de lo posible, reservando un fondo de ahorro de emergencia para posibles imprevistos o viajes largos.
  • Revisa tus gastos no básicos: Aquí entra en juego el ocio y los caprichos, ir a cenar fuera, comprarse ropa o el entretenimiento. Pon un mínimo y un máximo que puedes gastarte al mes o destina una cuenta aparte para tus vacaciones, ahorro a largo plazo o gastos de este corte.
  • Determina cuánto puedes reservar para tu jubilación cada mes: En este post, te contamos detalladamente cómo realizar un plan de ahorro planificado para la misma, algo especialmente importante si perteneces a la generación millennial. Algunas de las pautas básicas son fijarte metas -sobre todo a partir de los treinta años- y estudiar las distintas opciones que te ofrezca tu banco y otras entidades, así como valorar los pros y contras de los planes de pensiones. a
  • Revisa los gastos de tu hogar: Aunque te muevas, si eres el dueño de una casa o estás alquilando una, tendrás que pensar dónde encajan esos gastos en su presupuesto mensual.
  • Analiza tu tarjeta de crédito: Como nómada digital, la forma más fácil de pagar cosas puede ser usar una tarjeta de crédito que no cobre ninguna tarifa de transacción extranjera, y luego pagar el saldo completo cada mes. Si crees que precisarás habitualmente dinero en efectivo o prefieres usar una tarjeta de débito para ciertas compras, puede reconsiderar tu ubicación bancaria.
  • Ten en cuenta las tarifas de conversión de moneda: A la hora de cobrar trabajos en otras zonas, ten en cuenta lo que pagarás por la conversión y cuál es la tasa de cambio de tu dinero.

Fuente | The Balance

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.