Tecnología

Herramientas y trucos para asegurar tu VPN

The_Day_We_Fight_Back_-_banner
Escrito por Marcos Merino

La popularidad de las VPNs crece según se revaloriza la privacidad. Aquí tienes unos consejos para dotar de un nivel extra de seguridad a tu conexión.

De ser un producto de nicho usado por una minoría de usuarios, en los últimos tiempos estamos presenciando un crecimiento en la popularidad de las VPNs (redes personales virtuales), según la privacidad se revaloriza como bien a preservar por parte del internauta. Te dejamos aquí una serie de consejos y trucos para dotar de un nivel extra de seguridad a tu conexión a alguno de estos servicios.

Si falla la VPN

Si en alguna ocasión, mientras nuestro equipo está conectado a Internet, nuestra VPN fallase, nuestra dirección IP quedaría al descubierto y visible para toda clase de fisgones legales e ilegales. Eso podría ser catastrófico si no estuviéramos delante del PC para cortar inmediatamente la conexión (y aún así, seguramente no seríamos los bastante rápidos).

Por eso, la mejor solución es configurar nuestro equipo para que automáticamente, desactive cualquier intento de conexión que no se esté realizando a través de la IP de la VPN. Eso lo podemos hacer estableciendo reglas específicas en nuestro cortafuegos, pero hablamos de un proceso demasiado complejo para personas con conocimientos básicos, por lo que resulta recomendable utilizar algún software que lo automatice:

  • VPNetMon sirve para cerrar programas específicos en el mismo momento en que deje de detectar la IP de nuestra VPN, a la que monitoriza constantemente. Dichos programas no tendrán tiempo de realizar una conexión no segura. VPNetMon funciona en Windows.
  • VPNCheck tiene funciones equivalentes a las del software anterior. Sólo dos circunstancias los diferencian: que además de programas concretos puede cerrar toda conexión a Internet, y que además de para Windows está disponible para GNU/Linux.

También puedes usar un cliente de VPN que incluya de serie esta funcionalidad, claro. En esa lista cabe incluir a Private Internet Access (Windows / Mac), CyberGhost (Windows), Mullvad (Windows / Mac / Linux) y Hide My Ass. Y si sólo usas tu VPN para descargar torrents, puedes usar un cliente torrent que incluya también esta funcionalidad, como Vuze.

Si hay ‘fuga de DNS’

Lo habitual cuando usamos servicios de VPN es que todo nuestro tráfico pase por esta red privada, pero a veces se da un fenómeno llamado “fuga de DNS”: nuestro equipo deja de usar los servidores DNS proporcionados por el operador de VPN y pasa a utilizar los predeterminados de nuestra conexión habitual. A veces, el disparador de esta vulnerabilidad está en un ligero retraso del DNS de la VPN, o en su incapacidad para resolver algún nombre de dominio completo.

La versión Pro del VPNCheck incluye una función de detección de estas fugas, pero también tienes a tu disposición el test online de DNSLeakTest.com y las correspondientes instrucciones aquí.

Doble seguridad

Si nuestro proveedor de VPN no cuenta con nuestra total confianza, podemos usar por 2 simples soluciones:

  • Utilizar una VPN a través de otra VPN: conectando con la segunda sin necesidad de desconectar la primera.
  • Utilizar una VPN a través de TOR: Si tu proveedor traiciona tu confianza, tu privacidad no se verá en ningún momento comprometida… aunque sí tu rendimiento. Tienes un tutorial aquí.

Imagen | Wikipedia

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.