Tecnología

Se triplica el número de usuarios de pagos móviles en Europa

tarjeta de crédito contactless

La proliferación del NFC y de la banca móvil en Europa y España se acompañan ahora de un crecimiento sin igual en el número de usuarios de pagos móviles.

La llegada de Apple Pay en el Reino Unido, Francia y Suiza; o de Samsung Pay en España y Android Pay en el Reino Unido están provocando un incremento sin igual en la cantidad y variedad de pagos móviles que se realizan en el Viejo Continente. Así, el número de consumidores que regularmente utilizan un dispositivo móvil -ya sea un teléfono inteligente, tableta o portátil- para hacer pagos se ha triplicado en el último año, desde el 18% hasta el 54% de los europeos.

Son datos de un reciente estudio de Visa que refleja un importante aumento de la adopción de los pagos móviles por personas que desconocían esta tecnología. Por ejemplo, hace un año, el 38% de los encuestados dijo que nunca había utilizado un dispositivo móvil para realizar pagos y no tenía intención de hacerlo. Hoy, ese número se ha reducido a solo un 12%.

Mercados en desarrollo como Turquía y Rumania han ido adoptando las nuevas tecnologías de forma más rápida dejando de lado los métodos de pago tradicionales; frente a los mercados desarrollados – en particular los países nórdicos – que están adoptando estas nuevas tecnologías a diferentes ritmos.

En España, casi tres cuartas partes de la población encuestada (72%) son usuarios de pagos por móvil, de los cuales uno de cada dos ya usa sus dispositivos móviles para pagar las facturas del hogar y hasta un 54% realizan la compra de los billetes de transporte público por este medio. Sin embargo, los usuarios de pagos móviles también reconocen que se encuentran igual de cómodos haciendo compras más caras: en España, casi la mitad de los encuestados (48%) realizan compras de valor elevado, como dispositivos electrónicos, muebles, etc.

Este aumento en el uso de los pagos digitales coincide con una mayor adopción de la tecnología contactless. La investigación indica que, en todos los grupos de edad, los pagos sin contacto son ahora la norma. En España, más de la mitad de las personas encuestadas por Visa han utilizado tarjetas contactless este año, lo que supone un importante aumento con respecto a 2015.

En toda Europa, los usuarios contactless también están más dispuestos a adoptar nuevas formas de pago que aquellos que no utilizan tarjetas sin contacto. El estudio pone de manifiesto la correlación entre el uso del contactless y los nuevos métodos de pago, revelando que los usuarios de tarjetas sin contacto están más interesados en el uso de un dispositivo móvil como medio de pago en una tienda (52% de usuarios de tarjetas sin contacto vs 32% de no-usuarios), compras a través de una aplicación de comercio (49% contra el 31%) o el uso de un dispositivo móvil para pagar por una comida (50% frente a un menor 30%).

La banca móvil, también en auge

En España, casi la mitad (48%) de los encuestados de entre 55 y 64 años utilizan actualmente sus dispositivos móviles para gestiones con su banco, comparados con el 44% que accedían a la banca online a través de una app en 2015.

En el resto de Europa, el repunte en el número de encuestados que utilizan la banca móvil también está ayudando a más personas a realizar un seguimiento de sus gastos y responsabilidades financieras – dos quintas partes (41%) – dice comprobar regularmente su saldo online a través de una aplicación de banca. En nuestro país, este porcentaje se eleva hasta el 83%.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.