Tecnología

Trends 2012. Pequeños pasos, grandes cambios

Ana Díaz
Escrito por Autor Invitado

Nos encontramos en un período de cambios muy interesante y se prevén más cambios en los próximos cinco años en cuanto a compra online y pagos a través del móvil de lo que hemos podido experimentar a lo largo de los últimos 10 años.

En España parece que el e-commerce y el m-commerce han tardado en despegar. Sin embargo, la nueva generación de smartphones y tabletas, así como la vorágine de portales de compra online con ventas que expiran en prácticamente horas, o la oferta de servicios y productos a precios ante inimaginables están reduciendo en gran parte esta barrera y han propiciado que el comercio electrónico se dispare estos últimos años.

¿Qué significará el e-commerce en 2012? Sobre todo que tus sueños te llevarán mucho más lejos. Cierras los ojos y piensas en tu día de shopping ideal. Un viaje a cualquier lugar del mundo, un paseo por las tendencias de Nueva York con las prendas más glamurosas de París al final de la esquina y cruzando la calle, los eclécticos complementos y accesorios de Londres o, por qué no, los artículos de segunda mano con aire vintage que serán la envidia de aquellos que sigue las tendencias. Abres los ojos y estás en cualquier lugar del mundo, ni siquiera te has movido pero tienes todas esas alternativas al alcance de tu mano.

La frontera entre la compra online y offline desaparece

Como consumidores, Internet es, cada vez más, nuestra primera fuente de referencia. Avanzamos con seguridad por el mundo online, tenemos todas las alternativas en la mano (desde la opinión de un determinado artículo hasta comparativas de productos similares en cuanto a cualidades y/o precio) y después, realizamos la transacción en tiendas físicas pero, cada vez más a menudo, vía online.

La caza de las ofertas podría finalizar en cualquier momento. Los productos serán más accesibles y la decisión de compra dependerá de muchos otros factores, básicamente, serán los artículos los que lleguen a nosotros, cómo y cuando queramos. En muchos portales de venta online se puede crear un filtro de preferencias que genera una alerta de disponibilidad del producto con las características elegidas.

Personalización, los usuarios son el centro de todo

Se ha abierto una puerta hacia la personalización de las compras online. Un nuevo camino donde es el usuario el que establece sus prioridades y preferencias, dando acceso con ello a que las empresas creen productos y servicios muy concretos, que satisfagan las necesidades individuales de cada consumidor. El m-commerce funciona como catalizador de esta situación modificando la experiencia de compra online: desde la selección de un determinado artículo (buscar exactamente lo que se quiere al precio deseado), hasta la elección de la forma de pago y escoger pagar desde cualquier plataforma: smartphone, tableta, ordenador…etc.

Imagina poder comprar y vender en cualquier momento, a cualquier hora y en cualquier lugar del mundo casi cualquier cosa que pase por tu mente. Es un momento sobre todo de opciones.

El marketing clásico siempre ha defendido que el precio es aquel que el consumidor está dispuesto a pagar, pero hemos llegado mucho más lejos. La experiencia de compra del consumidor es ya un tema de debate desde hace muchos años: los consumidores eligen qué tipo de producto quieren y seleccionan a través de qué soporte realizan y pagan su compra, ahora son ellos quienes eligen cuál es el precio perfecto.

El futuro de las transacciones online: una nube de dinero

El futuro nada tiene que ver con las monedas en los bolsillos. La tendencia apunta a tener un almacén financiero en la nube donde el móvil actué como un lector y escanear la referencia sea suficiente para comprar el artículo deseado. El dinero físico dejará de existir para dar paso a la nueva generación de teléfonos y/o aplicaciones que servirán de soporte para llevar a cabo una transacción. Mínimo espacio y máxima versatilidad ya que tu móvil se convertirá en tu tarjeta de crédito, en tu cartera de mano. Prácticamente, magia.

Recomendación social, factor “inspiracional” en las decisiones de compra online

Según el estudio Immediate Future, la experiencia de compra cada vez está más ligada a la utilización de las redes sociales. De hecho, la tendencia indica que éstas tienen mucho peso en la decisión de compra, ya que, antes de finalizar la transacción, los consumidores online (y cada vez más offline) comparten, comentan y consultan con sus amigos. Pasos previos que se han hecho indispensables para que el nuevo consumidor online pueda cubrir sus necesidades en solo un click.

Hace menos de cinco años era impensable que un tuit o un post en Facebook pudieran ser decisivos a la hora de comprarte una falda o el último gadget electrónico del mercado. Las redes sociales nos inspiran, nos invitan a un consumo compartido, a una experiencia nueva con una sensación “escaparate” donde nos gusta mirar y ser vistos. Las compañías de venta online han captado la indirecta y han integrado plataformas específicas que empatizan con el resto de usuarios, logrando mimetizarse con su mundo, donde un “me gusta” vale más que mil palabras.

El comercio electrónico crece en clave social, lo que en unos 36 a 48 meses podremos traducirlo como social commerce. Seguramente, si un consumidor está satisfecho, se lo hará saber a sus redes y contactos compartiendo su experiencia de compra. Ahora son los consumidores quienes indican a las empresas el camino a seguir, haciéndolas más sociales y equiparándolas a un día de compras con la familia o amigos.

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado