Tecnología

Trends 2012. La innovación

Escrito por Autor Invitado

No hay que ser ningún lince para prever que 2012 va a ser un año especialmente duro en todos los ámbitos: el empresarial, el social y el de las administraciones públicas. Las reservas se acaban, el dinero escasea, las fuentes de financiación son prácticamente inexistentes. Así no resulta fácil seguir adelante, sobre todo para las PYMES, que con tantos despidos, recortes y ajustes son cada vez más “PY” y menos “MES”.

Por muy eficaces que puedan llegar a ser los planes de ajuste y las estrategias de crecimiento y reducción del déficit del Gobierno, esto no se va a arreglar si no es con el concurso y el esfuerzo de todos.

Necesitamos reinventarnos, que los ajustes que aplicamos cada día en nuestras empresas los traslademos también a nuestra cabeza y busquemos –y encontremos– una nueva manera de hacer las cosas, nuevas ideas que poner en práctica, nuevas herramientas para conseguir el éxito, o al menos, la supervivencia. Porque la resistencia tiene un límite, y mucho me temo que el que no sea capaz de reinventarse este año, no llegará a 2013.

Necesitamos, sobre todo, mentalizarnos de que nuestro futuro pasa por ser capaces de mejorar nuestra competitividad, y para llegar al mañana habrá que reajustar salarios hoy, plantear nuevas fuentes de financiación… Pero sobre todo, habrá que apostar por la tecnología, pues sin ella no lograremos ser competitivos; y por la innovación y la creatividad, pues sin ellas no conseguiremos reinventarnos.

Ser innovadores en los procedimientos nos permite estar mejor preparados para afrontar las necesidades de nuestro negocio y también para adaptarnos a las diferentes situaciones y tendencias de cada momento. Una PYME innovadora será capaz de identificar nuevas oportunidades profesionales y de prepararse para acometer los cambios necesarios para transformarlas en negocio, reorientando su actividad si fuera necesario o ampliando ésta hacían nuevas áreas de trabajo complementarias. Ahí es donde entra en juego también la creatividad. Por tanto, la empresa tecnificada y creativa tendrá más posibilidades de que le vayan mejor las cosas en tiempos difíciles.

Ser innovador es una filosofía profesional, una manera de hacer las cosas para aprovechar los recursos que las tecnologías nos ofrecen en cada momento para sacar la máxima rentabilidad de nuestras acciones. Por ejemplo, Internet, los buscadores y, más recientemente, las redes sociales, ofrecen ventajas competitivas muy interesantes si se les sabe sacar partido, irrumpiendo como un novedoso canal para hacer negocio y una potentísima herramienta comercial y de marketing. Háganme caso, conozco muchos casos de éxito de pequeñas empresas por todo el territorio nacional.

Estoy convencido de que 2012 va a ser un año clave para nuestro futuro, a nivel individual y como Estado. Pongamos los medios para que la balanza se incline hacia el lado bueno. Pero hagámoslo ya, cuanto antes. Aún es posible.

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado