Tecnología

Trends 2012. Convergencia de Comunicación y tecnología en los procesos de negocio

Escrito por Autor Invitado

La actual crisis económica ha dejado desnuda a la economía española y a muchas de sus empresas. Uno de los principales problemas a los que se enfrentan muchos sectores productivos es su falta de competitividad.

Si analizamos el por qué muchas empresas en España son menos competitivas que sus equivalentes en otros países de Europa, vemos que entre las causas destaca cómo trabajamos y hacemos las cosas. En la sociedad de la información y el conocimiento, las personas son más que nunca el principal factor de competitividad de las organizaciones. Son las personas quienes aportan valor, innovan, detectan oportunidades, satisfacen las necesidades de los clientes y, en definitiva, marcan la diferencia.

La sociedad de la información y el conocimiento ha cambiado cómo nos relacionamos, rompiendo barreras geográficas, temporales y económicas a los flujos dentro y fuera de las organizaciones. Se trata de cambios que las empresas deben entender y ser capaces de integrar en sus procesos internos, algo que muchas aún no han hecho. Las organizaciones son grupos humanos acostumbrados a funcionar según procesos que se crearon en el pasado.  Cómo las personas trabajan y se relacionan no es trivial para los resultados de una organización, pues es la diferencia entre el éxito y la mediocridad.

La búsqueda de la competitividad puede producirse en todos los puntos de la cadena de valor de la compañía, desde la generación de negocio a la optimización de los procesos internos y costes asociados a éstos.

A lo largo de los últimos 20 años hemos asistido a diferentes intentos para resolver el dilema desde diferentes ámbitos: la revisión de procesos y modelos de negocio a nivel organizacional, la incorporación progresiva de tecnología  (de la informatización de procesos que supusieron los ERPs al boom 2.0), o la capacitación del capital humano desde RRHH.

En mi opinión la tendencia actual es hacer converger estas tres dimensiones en una sola,  con la persona como protagonista:

Ø  Arrancando desde un análisis innovador de las dinámicas del negocio y los procesos asociados a éstas, que hacen que las cosas pasen. Cabe preguntarse ¿haciendo las cosas de otra manera podríamos mejorar nuestros resultados? ¿dónde están los cuellos de botella dentro y fuera de mi organización?

Ø  Aprovechar el potencial de los medios disponibles, promoviendo un USO EFICIENTE de la tecnología. Las empresas han invertido millones de euros en tecnología, ahora el reto es aprovechar esas inversiones con un uso cotidiano eficiente y eficaz por parte de sus directivos, empleados, clientes, consumidores proveedores y demás actores de su negocio.

Ø  Entender la comunicación como el vínculo entre tecnología y procesos. Los procesos funcionan porque personas se relacionan e interactúan entre sí, utilizando los medios puestos a su disposición por la empresa. El desarrollo de las TIC ha revolucionado cómo nos comunicamos, abriendo nuevos canales y creando entornos empresariales en los que la comunicación es hoy más crítica y estratégica que nunca.

La tendencia será cada vez más, revisar las pautas de funcionamiento de la empresa aprovechando las posibilidades que la tecnología ofrece para agilizar las relaciones humanas.

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado