Tecnología

Transformación digital: evolucionar o morir

Transformación Digital

Tomamos el pulso a uno de los términos de moda del mundo TIC: la transformación digital. ¿Qué significa? ¿Qué engloba? ¿En qué se diferencia de otros cambios?

La transición del modelo analógico al digital es un imperativo acuciante para cualquier organización y profesional. Es una necesidad ineludible para adaptarse a un mundo volátil, complejo, incierto y ambiguo como el que vivimos. En ese sentido, se puede debatir en el cómo debe hacerse esta transformación digital, pero el cuándo y el porqué están claros: hoy y por pura supervivencia.

Estamos, pues, ante un escenario de cambio radical en la forma en que deben entenderse los procesos de negocio, el acercamiento a los clientes y las relaciones no sólo entre los propios usuarios sino también entre las marcas y sus consumidores. No en vano, aunque en el pasado hemos vivido procesos de transformación tecnológica muy fuertes, en esta ocasión cambian muchos factores que convierten el actual paradigma en algo extraordinario, como el ritmo de adopción que se está imponiendo.

Santiago Roman

Santiago Roman, profesor de Innovación y Digital Business de la OBS

Para el profesor de Innovación y Digital Business de la OBS, Santiago Román, “el cambio siempre ha estado presente. La característica diferencial de estos tiempos es la velocidad y su intangibilidad. En los 80’s tuvimos una primera oleada de proyectos centrado en la mejora y optimización operativa, procesos de aseguramiento de la calidad, gestión integral de la información, es decir, seguir haciendo lo mismo pero mejor gracias a las nuevas herramientas tecnológicas”.

Otro de los factores que convierten a este proceso de transformación digital en algo único es la capacidad que está teniendo para modificar los modelos de pensamiento de gestión y ejecución, así como la forma de hacer negocios. “Ahora es diferente ya que se cuestiona algunos de los principios fundamentales del management. Los paradigmas han cambiado y la gestión empresarial se ha de adaptar. La digitalización es transversal y holística e implica a toda la organización. No es tanto un tema de herramientas y tecnologías que son muy volátiles ya que los ritmos de evolución son frenéticos, sino que hablamos de un cambio de filosofía, valores y ADN organizacional”, explica Román. “En los 80’s – 90’s nos centramos en optimizar operaciones, ahora se están reformulando los modelos de negocios para adaptarse a los ritmos impuestos por una economía digital. Antes era una evolución, ahora hablamos de revolución”.

En la misma línea se manifiesta Jose Luis Laguna, Director Técnico de Fortinet Iberia: “La transformación digital es un paso más allá. Hasta ahora las organizaciones han utilizado la tecnología para impulsar su negocio, ahora se trata de cambiar los procesos de negocio para poder apalancarse en las ventajas competitivas proporcionadas por la tecnología”.

Por su parte, Joao Carvalho, director de soluciones y desarrollo de negocio de SAP España, opina que la transformación digital también afecta a otros campos, más allá de los negocios. “La transformación digital es un proceso de cambio en la forma no sólo de trabajar y de hacer negocios, sino de vivir y de cómo nos relacionamos tanto en el entorno laboral como personal. Internet, y al amparo de él, las tecnologías como el cloud, big data, la movilidad o las redes sociales han posibilitado el cambio de hábitos provocando que un nuevo modelo económico digital- totalmente disruptivo- se imponga y sea necesaria la reinvención de los procesos, que han de ser más sencillos, ágiles y efectivos, y un cambio de mentalidad en las empresas si quieren ser competitivas y no perder oportunidades”.

Con todo ello, en la transformación de la economía digital actual tendrán que converger hasta cinco tendencias TIC distintas, como son la hiperconectividad, supercomputación, cloud, un mundo mucho más inteligente e interactivo basado en resultados como consecuencia de un mejor uso y gestión efectiva de los datos, y la ciberseguridad. “El ritmo impuesto en los negocios por estos avances es asombroso, como lo es el cambio que se produce al aplicar las nuevas tecnologías”, sentencia Carvalho.

Los retos de la transformación digital

Los tres entrevistados por TICbeat coinciden en un punto fundamental para entender correctamente el fenómeno de la transformación digital: no se trata tanto de una revolución tecnológica como de gestión del cambio organizacional. “Es un proceso complejo que implica cambiar hábitos, costumbres, usos, rutinas y procesos muy imbuidos en las organizaciones”, resume Román.

“En general cuanto más grande es la organización más compleja es la gestión del cambio debido a las inercias y resistencias internas”, explica este profesor. “Y cambiar no es nada fácil. Hay que tener presente que desde la década de los 80’s estamos transicionando desde una cierta seguridad, igualdad, estabilidad de un mundo poco globalizado y dominado por grandes corporaciones multinacionales, a uno global, donde las economías de escala ya no son relevantes, y donde pequeñas organizaciones deslocalizadas son capaces de disruptir un sector”.

De no acometerse la transformación digital o de no superarse estos retos, el futuro de las compañías puede ser muy negro. No en vano, se calcula que, en los próximos 10 años, el 40% de las empresas que está en el índice $&P 500 no existirá si no se actualizan a las nuevas tendencias tecnológicas.

Joao Carvalho, director de soluciones y desarrollo de negocio de SAP España

Joao Carvalho, director de soluciones y desarrollo de negocio de SAP España

“De lo heterogéneo y complejo hemos pasado una estructura en la que los procesos de negocio son más homogéneos, dinámicos y, sobre todo, se hacen más sencillos e integran a todos los agentes. Ahora los límites de los negocios y cómo se llega a los usuarios, así como la forma de integrar a cada una de las partes que participan del proceso productivo, están más difuminados”, añade Joao Carvalho. “Nuestra experiencia nos ha demostrado que la innovación es crítica y, en esta transformación digital es importante dar un paso más para avanzar. Hablamos de reinventar los modelos y procesos de negocio, así como el trabajo”.

A su vez, Jose Luis Laguna opina que una empresa que no dé el paso hacia la economía digital quedará muy probablemente fuera del mercado, porque perderá competitividad. Al margen de ello, “dependiendo de nuestro tipo de negocio, el no afrontar a tiempo la transformación digital también puede afectarnos a nivel reputacional y relegarnos a un último puesto al ser menos atractivos para el consumidor frente a nuestra competencia”.

Con todo ello se desprende que, de la transformación digital, depende mucho dinero y la supervivencia de numerosas compañías. Según el S+G Global Brand Simplicity Index de 2013, los ingresos adicionales disponibles a través de la simplificación de procesos en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania juntas alcanzaron los 50.000 millones de dólares. Asimismo, el 81% de los directivos que participaron en una investigación de SAP asegura que la simplificación es estratégica para sus organizaciones y el 88% admite que la inversión en TI es importante para lograr dicha simplificación.

Big Data: la base de la transformación digital

Parte de la magia de la transformación digital es que, en ella, confluyen muchas de las tecnologías punteras de la actualidad. El Big Data obviamente es la base de esa transformación, ya que sin datos la digitalización sería imposible. Además, esos datos tienen que estar conectados y todos los datos deben poder integrarse, es decir, cada vez es más necesario integrar los datos propios de un negocio con los datos de terceros para extraer un mayor valor y poder tomar mejores decisiones.

En cuanto a la digitalización de procesos, es otro de los aspectos que más está influyendo en la transformación digital. Los nuevos procesos de negocio se basan en la simplificación. Su objetivo es transformar un proceso que previamente podía resultar complejo, engorroso e ineficiente en algo sencillo y práctico. “Por ejemplo, ahora existen apps para presentar los gastos de un viaje de negocios, que se conectan directamente con el departamento de RRHH de la empresa”, opina Carvalho. “También se han mejorado los procesos logísticos, de finanzas, de producción, de marketing. En general, todas las áreas de la empresa se están beneficiando de tecnologías que están contribuyendo a desarrollar procesos de negocio mucho más sencillos y eficientes”.

Cabe señalar que, en torno al concepto de simplicidad, actualmente se calcula que 237.000 millones de dólares, es decir, el 10% de los beneficios de las 200 mayores compañías de todo el mundo, quedan enterrados bajo una montaña de ineficiencia y oportunidades perdidas provocadas por la complejidad e ineficiencia de procesos que van más allá de la gestión.

“Las tendencias de Big Data, Business Analytics, Machine Learning, Inteligencia Artificial, bots, robótica, automatización, etc… tienen denominadores comunes como son los datos, personas y tecnología. Y todos ellos son ejes claves en los procesos de transformación digital”, añade Santiago Román.

No hay mercado que escape a la transformación digital

Ante un desafío de la magnitud que plantea esta transformación digital cabe preguntarse si hay algún resquicio, algún mercado que escape a la tendencia general y que, bien no necesite adaptarse a los nuevos tiempos, bien tenga un ritmo menor de adopción que el resto.

Y la respuesta es contundente: no. Todas las industrias y sectores verticales deberán afrontar este cambio de paradigma en el seno de su organización, aunque las velocidades varían mucho según el tipo de empresa de que se trate.

“Todos aquellos sectores que estén en contacto con el cliente final son los que mayores necesidades tienen de cambio: gran consumo, servicios financieros, retail, servicios públicos, etc… En estos sectores hay buenas experiencias de procesos de transformación digital de éxito”, explican desde la OBS. “Hay otros sectores más industriales y más B2B que no tienen tanta presión porqué las dinámicas dentro del sector son más lentas. Pero al final será una cuestión de tiempo”.

Jose Luis Laguna, Director Técnico de Fortinet Iberia

Jose Luis Laguna, Director Técnico de Fortinet Iberia

Jose Luis Laguna centra más el tiro y señala a dos grandes verticales como catalizadores de la transformación digital. “Las empresas más grandes,  con más recursos y con mayor inversión en TI serán las que primero puedan adoptar esta transformación. Por lo tanto, hablamos del sector financiero, más en concreto banca y aseguradoras. El hecho de que algunas entidades de este sector estén inmersas ya en este tipo de procesos, arrastra a que sus competidores se vean en la necesidad de emprender acciones similares”.

Similar visión a la que comparte el responsable de SAP. “Podríamos decir que entre los sectores verticales más aventajados en transformación digital en nuestro país se encuentran smart cities, sanidad, turismo, telecomunicaciones, banca, retail y consumo. En todos ellos el impacto de las nuevas tecnologías aplicadas al IoT, los wearables, smartphones, etc. está generando un aumento de la demanda de soluciones y servicios aplicados a las peculiaridades de cada uno de ellos, lo que permite un avance más rápido del proceso de transformación”. Por su parte, siguiendo las perspectivas de este experto, otros mercados como industria, automoción, servicios de mantenimiento, domótica o el sector energético, se encuentran algo más rezagados en su adopción, por lo menos en España, aunque es cierto que en algunos de ellos ya se empieza a vislumbrar un cambio de tendencia.

Ejemplos de transformación digital (con éxito)

Nada mejor para comprender el alcance y los movimientos que ya se están dando en el camino de la transformación digital que conocer los casos de éxito más icónicos o representativos, en base a la opinión de los tres expertos consultados por este portal. Entre los más llamativos destacan el proceso llevado a cabo por Netflix (en su transición desde el CD físico al streaming y producción de contenidos digitales) o Tesco, la gran cadena de tiendas inglesa que desde el 2013 está realizando adquisiciones de pequeñas compañías para introducir nuevas competencias en la organización y ser un jugador relevante en el negocio del digital media.

También es notorio el proceso de transformación digital emprendido por la propia SAP o por firmas como P&G, que ha realizado grandes inversiones para proporcionar en tiempo real de marcas, productos y regiones de más de 50.000 empleados a nivel mundial.

Por otro lado, Under Armour no sólo es una marca dedicada a la venta de camisas y zapatos, sino que conecta a 38 millones de personas en una plataforma digital de la salud. Otro caso de éxito es Uber, mucho más que una empresa de taxis, pues se está transformando en una compañía de “logística urbana” con  200.000 conductores, aproximadamente el doble de la plantilla de UPS. Destaca asimismo la germana Siemens, que va más allá de ser una firma de electrodomésticos para el hogar y la industria, pues conecta sus activos industriales en la nube y ofrece a sus clientes nuevas oportunidades de negocio, pues permite tener nuevas fuentes de ingresos a través de la venta de servicios, no de productos.

En España las principales entidades financieras son punteras en la transformación digital y creación de nuevos canales. El pionero fue en su momento Bankinter seguido por La Caixa y desde hace unos años BBVA está apostando fuerte por la digitalización e innovación del negocio.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Cosme Pérez

    Muy interesante el artículo. Me ha gustado mucho la parte de que no hay mercado que se escape de generar una transformación digital, es una verdad muy latente en la vida real. Aún así, es lamentable que aún existan empresas que se nieguen a dar el salto y avanzar con lo digital… Aquí os dejo un post http://comunidad.iebschool.com/iebs/emprendedores-y-gestion-empresarial/transformacion-digital/ que os puede interesar sobre estrategias de transformación digital. Un saludo Alberto!