Tecnología

Toyota invertirá 50 millones de dólares en coches con inteligencia artificial

Algunas cosas que los Google Cars todavía no pueden hacer
Escrito por Redacción TICbeat

La automovilística ficha a un ex directivo de DARPA y entabla alianzas con el MIT y la Universidad de Stanford para avanzar en este campo.

La firma automovilística Toyota acaba de dar un paso decisivo en la producción de vehículos inteligentes, al anunciar el fichaje de un ex directivo de DARPA, la agencia estatal estadounidense para proyectos tecnológicos de defensa, así como una inversión en el sector que supondrá un desembolso de 50 millones de dólares.

Gill Prat, la nueva incorporación de Toyota, estará de aquí en adelante al frente de dos nuevas alianzas de la automovilística con instituciones educativas de alto rango en cuestiones de avances tecnológicos, como la californiana Universidad de Stanford, de cuyas aulas han salido gurús tecnológicos como los creadores de Google y de Yahoo, y el Massachusetts Institute of Technology (MIT), según informa la web especializada en tecnología Recode. Hasta su llegada a Toyota, Pratt había sido el responsable de los proyectos de robótica de DARPA, la misma agencia que en la década de 1960 –cuando sus siglas eran ARPA- sentó las bases de lo que hoy es Internet.

Los avances de Toyota en el campo de la conducción inteligente deberán cumplir con tres propósitos, que han sido citados por Kiyotaka Ise, senior managing officer de la compañía: “deberán salvar vidas, deberán mejorar la calidad de vida y deberán conseguir que conducir siga siendo divertido”.

La directora del laboratorio de inteligencia artificial del MIT, Daniela Rus, ha aventurado cuáles pueden ser algunos de los avances que nazcan de esta alianza. Por ejemplo, que un coche sea capaz de detectar si quien lo conduce no está pasando por su mejor momento y de intentar animarle con una canción, o de recordarle tareas pendientes como hacer la compra o llamar a un familiar. “Estamos preparados para ponernos manos a la obra”, ha anunciado Rus, que también se ha referido a la posibilidad de que estos coches puedan hacerse cargo de la conducción en momentos en los que así sea necesario.

Toyota ha decidido sumarse así con esfuerzos renovados a la carrera de la conducción autónoma, en la que compiten otras automovilísticas y tecnológicas como Ford y Google desde hace tiempo. Al parecer, entre los directivos de la firma se había extendido la preocupación de que su empresa pudiera perder este tren.

Foto cc: kaysha

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.