Tecnología

Tesla prohíbe utilizar sus Supercargadores a taxis y Uber

tesla normativa supercargadores

Tesla prohíbe a taxis, Uber y otros coches de usos comerciales utilizar sus supercargadores. La compañía busca impedir la saturación de los mismos y privilegiar su uso por parte de los particulares.

Con los índices de contaminación cada vez más altos y las grandes ciudades cada vez más centradas en restringir la circulación de los coches en sus centros, el coche eléctrico se presenta como la solución ideal.

Tesla  decidida a hacerse con este nuevo mercado lleva años desarrollando una importante red de Supercargadores enfocada tanto a cubrir las necesidades en viajes de larga distancia  como a mejorar la experiencia de conducción de sus coches eléctricos en el centro de las ciudades.

Ubicados cerca de restaurantes, centros comerciales y puntos de acceso Wi-Fi, los cargadores han mejorado en gran medida las opciones de los coches eléctricos.  Por ello, los modelos Teslas han comenzado ya en muchas grandes ciudades del mundo a situarse no solo como una opción a tener en cuenta entre particulares, sino cada vez más para aquellos que se dedican al transporte de personas.

Aunque en nuestro país aún la presencia de vehículos Tesla es reducida, en otras ciudades como Amsterdam cuentan ya desde hace años con varias flotas de estos modelos para sus taxis. Algo que a priori podría resultar beneficioso pero que parece no estar convenciendo del todo a la empresa.

Tesla Model 3: características de un coche eléctrico que podría cambiar el mundo

La cada vez mayor presencia de sus coches para uso de transporte de viajeros, tanto en taxis como en servicios conocidos como VTC (Uber, Cabyfive…) ha hecho que el uso de los supercargadores de Tesla en las ciudades se esté masificando.  Lo que estaría provocando la saturación de los mismos, impidiendo que los propietarios particulares puedan hacer uso de ellos.

Debido a esto, la compañía ha lanzado un nuevo reglamento  en el que prohíbe a taxis y demás coches con fines comerciales a no hacer uso de sus supercargadores. La norma que ya ha entrado en vigor,  especifica no hacer uso de los mismos si el vehículo está siendo utilizado como taxi, redes de transporte privado (VTC), transporte de bienes de forma comercial, o si se está realizando un uso gubernamental o cualquier otra actividad comercial .

¿Son irreales las promesas de Tesla sobre el Semi y el Roadster?

Aunque la compañía siempre se ha mostrado proclive a que sus modelos se utilizaran con este tipo de funcionalidad, parece que la intención de Tesla ahora es favorecer ante todo a sus particulares. Para el resto de conductores la compañía solicita por ello  que se pongan en contacto con el vendedor local más próximo y ver cuáles son las opciones de carga más adecuadas con el fin de liberar el uso de los supercargadores más demandados.

A espera de ver como esta nueva medida es asumida por parte de las partes implicadas, Tesla continúa su expansión de supercharger que actualmemte cuenta con un total de 7496 supercargadores en todo el mundo, de los cuales solo 17 se encuentran en nuestro país.

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.