Tecnología

Tesla niega que la suspensión del Model S sufra problemas de seguridad

Tesla-Model-S
Escrito por Marcos Merino

La compañía de coches eléctricos fue acusada también por la agencia estadounidense resposable de la seguridad del tráfico de llegar a acuerdos con sus clientes para impedir que denuncien estos problemas.

El Modelo S de Tesla será investigado por la NHTSA (siglas en inglés de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras de EE.UU) a causa de unos supuestos problemas en la suspensión de los vehículos que la compañía lanzó al mercado hace ya 4 años, así como sobre su petición a los usuarios afectados de que firmaran acuerdos de confidencialidad que les impedirían hablar al respecto con los organismos reguladores.

Por el momento, según anunció la agencia, se está recabando información entre los propietarios de este modelo a raíz de una serie de denuncias realizadas en su página web, y no se ha iniciado aún una investigación formal.

La compañía de coches eléctricos de Palo Alto fundada por Elon Musk, por su parte, ha negado las acusaciones. Según su versión, los problemas en la suspensión (presencia de una cantidad anormal de óxido) habrían aparecido en un único vehículo con 70.000 millas de uso, y los acuerdos firmados con los clientes serían ‘de buena voluntad’, en los que se aseguran de que la aceptación de Tesla de hacerse cargo de alguna reparación no pueda ser usado luego legalmente contra la compañía, pero Tesla asegura que el texto de dichos acuerdo no menciona ni por un momento a la NHTSA ni al resto de organismos federales, y no tendría como fin impedir que sus clientes se comunicaran con los mismos.

Michelle Krebs, analista de Autotrader.com, declaró a The Detroit News que su reacción inicial a las denuncias fue exclamar “Bienvenido al mundo de la automoción, Tesla”. Y explicaba que “a medida que comienzan a vender más coches siguen expandiéndose, tendrán que plantearse si están preparados para afrontar este tipo de cosas”. Por ahora, la consecuencia más visible de la polémica serían la caída de un 2,6% en el precio de las acciones de la compañía.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.