Tecnología

Tesla concluye la construcción de la batería más grande del mundo

elon musk plan maestro tesla

Elon Musk apostó vía Twitter con el gobierno australiano que la batería sería construida en los 100 días siguientes a la firma del contrato. Si no, sería gratis.

Tesla acaba de concluir la construcción de la batería de litio más grande del mundo. Y lo ha hecho en 100 días. Una suerte para la compañía y su CEO, pues de otra manera esta no les hubiera reportado beneficio económico alguno.

En marzo, Elon Musk aseguraba vía Twitter que si conseguían la concesión del proyecto,- la construcción de una batería con la que abastecer el sistema energético de la zona-, incluiría una cláusula peculiar en el contrato.

Si Tesla no construía esta en los 100 días siguientes a la firma, la batería sería costeada por el propio Musk. Se estima que el proyecto podría rondar los 50 millones de dólares americanos.

Y Musk y los suyos lo han conseguido. Según informan desde Mashable, a falta de iniciar las pruebas, Tesla ha concluido la construcción e instalación de la batería de litio más grande del mundo hasta la fecha. Esta cuenta con un sistema e 100 megavatios-hora, superando así la construida el pasado enero en California de 80 MW/h.

Aunque concluida e instalada,  la batería aún debe ser probada. Las pruebas reglamentarias comenzarán en los próximos días para garantizar la optimización del sistema y comprobar que todo cumple con los requisitos de AEMO y del Gobierno de Australia Meridional.

Todo lo que sabemos del camión eléctrico de Tesla

El proyecto será lanzado oficialmente la próxima semana junto al primer ministro de Australia Meridional, Jay Weatherill. El equipo de Tesla contará con la colaboración de la firma de ingeniería de Adelaida Consolidated Power Projects y la compañía francesa de energía renovable Neoen.

El sistema será conectado al cercano Parque Eólico de Hornsdale. El proyecto tiene como objetivo reforzar el suministro eléctrico de la zona cuando sea necesario. Esto vienen impulsado en gran medida por la serie de apagones que tuvieron lugar el pasado año al sur de Australia.

Aunque el estado obtiene la mayor parte de su energía de fuentes renovables, el sur de Australia necesita urgentemente una solución de energía impulsada por el aumento en la demanda y que evite que sucesos así vuelan a tener lugar.

La batería proporcionada por Tesla permitirá almacenar la energía sobrante, cuando la producción sea mayor que la demanda de electricidad. Esto busca estabilizar la zona y reforzar el suministro energético de más de 30.000 hogares.

Ahora que la batería ha sido concluida nos preguntamos cuál será el nuevo desafío de Musk. Quizá la conquista de marte  esté más cerca de lo que pensamos.

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.