Tecnología

Telefónica ensaya en Reino Unido el corte de línea por descargas

Su empresa filial O2 ha comenzado a aplicar a todos sus clientes su “política de uso razonable”, que no es más que el derecho por contrato a reducir la velocidad de navegación o cortar la línea al usaurio que no haga el uso de Internet que la compañía quiere. El ACTA, por otro lado, avanza en su plan contra la Neutralidad.

Ni hay Neutralidad de la Red ni hay igualdad de condiciones para los internautas del Reino Unido. La política de discriminación por contenidos, que ya estaba en marcha, ha dado un nuevo paso ampliándose a todo tipo de contratos de ADSL de la marca O2.

La trampa de la política de uso razonable

Exponen que se trata de una medida para evitar la piratería, el uso fraudulento de las redes,  el spam por email y la difusión de virus. Sin embargo, todo eso se puede seguir haciendo con discreción; lo que no se podrá hacer es descargar contenidos, principalmente a través de redes P2P, ya sea legal o ilegal, con derechos de autor o sin ellos. Además, aseguran que la mayoría de sus abonados sólo requieren 8 Mbps para navegar, según un estudio interno.

Las nuevas condiciones de contratación, aplicables para contratos firmados tras el 14 de julio, otorgan a O2 el derecho a cortar el acceso a Internet a los usuarios que no naveguen a su gusto. La política es firme para quienes tienen contratada la tarifa de 8 Mbps, que tendrán derecho a descargar 20GB de datos al mes. Al superar esa cantidad recibirán el primer aviso, que puede terminar en un corte de la conexión si no hay un cambio de actitud.

Peor es la situación de vulnerabilidad e incertidumbre para el resto de clientes, con tarifas aún más caras. Para ellos no se ha establecido ningún límite de descarga, sin embargo, la empresa puede aplicar las mismas interrupciones si no se acogen a la política de uso razonable. ¿Qué significa congestión? O2 tendría que aclarar primero cómo se define este término y cómo actuará en las distintas citaciones.

Si todos los usuarios comienzan a descargar datos de forma masiva es posible que las líneas se saturen. Pero también puede ocurrir que O2 comience a aceptar nuevos clientes, cada uno realizando un consumo acorde a lo pretendido por la teleoperadora, que terminen por saturar las conexiones, ya que en el contrato de cliente la empresa no se compromete explícitamente a mejorar el equipamiento.

Telefónica cumple su amenza contra la Neutralidad de la Red

Esta medida no sorprende. Hace tan sólo una semana, el consejero delegado de telefónica se posicionó en contra del uso igualitario de la red. Abogó por acabar con la tarifa plana universal y pidió sustituirla por diversos grupos de tarifas aplicables a cada tipo de consumidor.

Las teleoperadoras tienen mucho que ganar. Manejando la red a su antojo pueden encontrar dos caminos para el beneficio. Por un lado, cobrando a los clientes y a las compañías que quieran contratar un servicio preferente de navegación que no se vea afectado por la bajada de velocidad de datos. Y, por otro lado, reduciendo el presupuesto para mantenimiento de líneas gracias a las reducción del tráfico lograda de forma forzosa.

ACTA avanza hacia el sistema de tres avisos

Telefónica es la compañía más grande de telecomunicaciones de España y de Latinoamérica en conjunto. Es uno de los actores más importantes en la batalla contra la Neutralidad de la Red, para la que además cuentan con el apoyo de la mayoría de los gobiernos, que negocian en privado el plan ACTA aunque después lo niegan en público.

El último borrador, salido de la reunión de Washington de 2010, avanza hacia la implementación del sistema de tres avisos, que permite cortar la conexión en los lugares donde se hay descargado contenido con derechos de autor. También pretende extender al resto del mundo la ley Digital Millenium de Estados Unidos, que da todo el poder a los autores.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.