Tecnología

Telefónica quiere que WhatsApp, Facebook o Google paguen a sus clientes

Telefónica quiere que sus clientes cobren a Google y Facebook por usar sus datos

Telefónica reta a las grandes firmas digitales en relación al uso de los datos móviles. La empresa está creando una plataforma tecnológica para que sus abonados no solo conozcan toda la información que manejan las redes sociales y las compañías de Internet como Facebook, WhatsApp o Google, sino para que puedan bloquear esa información o de cobrar por dichos datos.

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, anunciaba la creación de esta aplicación para obligar a los gigantes tecnológicos a abonar dinero a sus clientes por el uso de sus datos. El directivo daba esta noticia en el marco del XXX Encuentro de Telecomunicaciones organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la patronal Ametic. La plataforma no llegaría hasta 2017.

Usuarios de WhatsApp en pie de guerra contra Facebook

Con esta noticia prosigue la guerra que tienen las denominadas telecos como Telefónica, Orange o Vodafone con las firmas digitales OTT (Over The Top) como WhatsApp, Facebook, Google o Spotify. Mientras que al comienzo de la pugna, los operadores querían cobrar un canon a las compañías online por el uso de sus redes para funcionar, ahora Telefónica prefiere optar por una fórmula innovadora que deje en manos de usuario la posibilidad de monetizar sus datos personales.

La polémica del control de la privacidad de los datos

Telefónica quiere poner en valor con esta cuarta plataforma la red de fibra y móvil (LTE) -para la que ha invertido 30.000 millones en los últimos cuatro años-, la segunda plataforma, formada por los sistemas de control de red y comercial, -con una inversión de 4.000 millones-, y la tercera plataforma, de productos y servicios -que abarca vídeo, nube, servicios de seguridad y financieros-.

Frente al nulo o escaso control que los usuarios tienen de sus datos en plataformas como WhatsApp o Facebook, Telefónica quiere fidelizar clientes exigiendo que estos puedan manejar y monetizar el uso de dicha información privada.  

“Telefónica tiene más información sobre sus usuarios que cualquier empresa de Internet. Ellos utilizan algoritmos pero nosotros tenemos datos de consumo real, de lo que compran, de los que gastan, o de sus preferencias. Pero, a diferencia de esas empresas, Telefónica no va a vender esa información, sino que va a ponerla en manos de sus dueños, a quienes se les ha expropiado, para que ellos decidan con las herramientas de red y de software precisas qué hacer y cómo rentabilizar esos datos”, apuntó el máximo directivo de Telefónica.

La mitad de la Unión Europea exige la libre circulación de datos

Algunas de las características de esta herramienta serán la sencillez de uso y la posibilidad de consultar la información en tiempo real. En ella aparecerán todos los datos dispersos en torno a los clientes para que puedan negociar con los OTT. Desde la compañía abogan por la creación de una constitución digital que regule los derechos sobre la privacidad y la seguridad de los datos de los usuarios. 

Pallete recalcó la importancia de que las empresas de Internet se sometan en iguales condiciones al nuevo reglamento de la Unión Europea sobre la neutralidad de la red que impide a las compañías de telecomunicaciones bloquear, discriminar o ralentizar el tráfico de Internet independientemente de los contenidos que vayan a través de sus redes o los proveedores de los mismos, salvo en caso de congestión de red. “Mismo servicio, mismas reglas”, subrayó el directivo. 

Por su parte, y siguiendo una línea parecida, el consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao, aseguró que su grupo también trabaja en una fórmula similar orientada a que su segmento de clientes tengan la posibilidad de elegir que se hacen con sus datos, aunque puntualizó que la solución técnica será diferente a la de Telefónica.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.