Tecnología Wearables

TAG Heuer lanza un smartwatch con Android Wear que vale 1.350 euros

tag-heuer-smartwatch

TAG Heuer Connected es un smartwatch de 1.350 euros que está basado en Android Wear y monta un procesador Intel Atom, con pantalla circular protegida por cristal de zafiro.

El mercado de los relojes inteligentes no deja de recibir a nuevos fabricantes que ven en esta industria un nuevo nicho de negocio con un gran potencial por delante. Entre estos nuevos actores suelen figurar o bien empresas de raíz tecnológica o bien actuales fabricantes de relojes y accesorios tradicionales, como es el caso de TAG Heuer.

La relojera suiza (que alberga 150 años de tradición a sus espaldas) presentó ayer su TAG Heuer Connected, un smartwatch de 1.350 euros que está basado en Android Wear y monta un procesador Intel Atom. El dispositivo mide 46 mm de diámetro, 12,8 mm de grosor y pesa 52 gramos, así como está disponible en siete colores de brazalete para adecuarse al máximo a las preferencias y personalidad de cada propietario.

Su diseño conserva la línea exterior de un reloj al uso, con una caja circular de titanio en la que están marcados los minutos en satinado y relieve. El reloj también presenta un bisel con revestimiento de carburo de titanio negro arenado y tratamiento antihuellas y es estanco (IP67), por lo que es resistente a las salpicaduras de agua.

Pantalla circular protegida por cristal de zafiro

En el interior de la caja encontramos una pantalla táctil LCD de LTPS transreflectante de 1,5 pulgadas, totalmente circular, capaz de reconocer varios dedos de forma simultánea y con una resolución de 360×360 y 240 ppp.

tag-heuer-smartwatch-3

Asimismo, el ‘screen’ está protegido por un cristal de zafiro resistente a los arañazos y las rayaduras.

Procesador Intel Atom de doble núcleo

Introduciéndonos ya en las entrañas del reloj, el TAG Heuer Connected ostenta un procesador de 1,6 GHz de doble núcleo, que alcanza una velocidad normal de funcionamiento de 500 MHz. Cuenta con un 1Gb de memoria RAM y 4 Gb de almacenamiento interno, así como una batería de 410 mAh, capaz de durar unas 25 horas con un uso habitual, según indica el fabricante.

En cuanto a los sensores, lo habitual en un smartwatch: giroscopio, sensor de detección de vuelcos y motor háptico. Para sacar provecho de estos sensores, TAG Heuer Connected se basa en la última versión de Android Wear y dispone de hasta 4.000 aplicaciones en la Google Play Store. Es compatible, por tanto, con smartphones con los sistemas operativos Android 4.3 (o superior)  e iOS 8.2 (o superior).

tag-heuer-smartwatch-2

¿Conseguirá TAG Heuer convertir este dispositivo en un reloj apetecible por parte de los consumidores con bolsillos más pudientes? Sólo el tiempo dirá el ritmo que puede marcar la industria del smartwatch y el papel que la empresa suiza puede jugar en ella.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.