Mobile Tecnología

T-Mobile aboga por la censura subjetiva de SMS

La filial estadounidense de la compañía alemana Deutsche Telekom ha bloqueado el servicio a una línea de mensajes SMS de pago por firmar un contrato con un distribuidor de marihuana medicinal. La teleoperadora ha defendido su derecho de selección de contenidos por criterios subjetivos ante los tribunales.

EZ Texting es una empresa que da servicio de SMS Premium a diversos clientes. Entre ellos el último ha sido una tienda de suministro de marihuana medicinal, y por tanto legal en su país de operaciones. Pero T-Mobile, que gestiona el 15% del tráfico de móviles en EEUU, no aprobó ese cliente y decidió bloquear el servicio completo entre sus usuarios. Por esta razón EZ Texting ha llevado a la teleoperadora ante los tribunales, señalando que necesita ese mercado para poder sobrevivir.

T-Mobile ha argumentado ante el juez que tiene derecho a seleccionar qué tipo de contenido se transmite a través de sus líneas y, por tanto, qué clientes trabajan con EZ Texting. Exponen que hay una cláusula en el contrato a este respecto que tiene como objetivo “proteger a la teleoperadora y a sus clientes de campañas de marketing potencialmente ilegales, fraudulentas y ofensivas llevadas a cabo en su red”.

La Neutralidad de la Red es débil en la telefonía móvil

T-Mobile no es la primera compañía que bloquea servicios de SMS Premium por su contenido. Verizon, también en Estados Unidos, se negó a dar servicios a un colectivo a favor del derecho al aborto, aunque se alcanzó un acuerdo extrajudicial.

Sin leyes que fijen los criterios, las compañías siguen tomando decisiones acerca del contenido que puede ser transmitido a través de sus redes. Desde 2007 la Comisión de Comunicaciones (FCC) tiene que tomar la decisión sobre si es lícito o no el bloqueo de contenido legal si la empresa no está de acuerdo con él. Es decir, si puede realizarse una discriminación de contenidos.

A diferencia de la comunicación fija, donde existe una obligación de libertad de conversación, Internet y la telefonía móvil se mueven en un limbo jurídico que ha permitido que empresas privadas como Google y Verizon den sus primeros pasos en la creación de un Internet con discriminación entre usuarios y contenidos. Aunque algunos políticos ya han mostrado su disconformidad, lo que podría llevar a la apertura de un debate real que finalmente acabe en algún tipo de legislación.

Mientras tanto, en Europa son los propios gobernantes quienes estudian cómo poder acabar con la piratería sin tener en cuenta la Neutralidad de la Red, mientras que las negociaciones por el ACTA siguen avanzando.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.