Tecnología

Los fraudes y estafas online, el reverso oscuro del auge del Bitcoin

El auge del bitcoin trae fraudes

Una nueva investigación arroja que, de forma paralela al incremento del valor de la criptomoneda, ha aumentado el número de estafas online de todo tipo ligadas al Bitcoin.

Tras sellar una fantástica recta final de 2016 coronándose como la divisa más rentable del mundo, batir su récord histórico, ser propuesta por algunos políticos para convivir con el euro, o llegar a cotizar más alto que una onza de oro, el Bitcoin también es usado por muchos ciberdelincuentes para perpetrar ataques de forma ilícita a través de diversas variantes.

Un estudio elaborado por la empresa de seguridad ZeroFox muestra un aumento en los crímenes digitales y fraudes relacionados con la moneda virtual durante las tres primeras semanas de marzo, justo cuando el Bitcoin intentaba hacerse un hueco -finalmente sin éxito- en los mercados financieros convencionales, dada la necesidad de regulación que demandan sus defensores.

El regulador no da luz verde al primer fondo cotizado de Bitcoin

Las estafas variaron desde simples intentos de phishing a esquemas piramidales, pero la constante en todos los casos es que el logotipo de Bitcoin fue utilizado como reclamo para ganar la confianza de los objetivos de los delincuentes, dado el creciente interés en la moneda y el aumento de su valor, ligado a la incertidumbre geopolítica, la recesión económica y a fenómenos recientes como la victoria de Trump o el Brexit.

Durante un período de tres semanas, ZeroFox rastreó 3.618 URL únicas vinculadas a esas estafas y observó unas 8.742 publicaciones de redes sociales relacionadas con ellas, aunque aclaró la cantidad y la autoría de los grupos criminales responsables, aprovechando el mantenimiento de la moneda por encima de los 1.000 dólares, un nivel que no se veía desde finales de 2013.

Vínculo estrecho entre el precio del Bitcoin y el fraude

Cuando los precios de la criptodivisa cayeron tras la decisión del 10 de marzo de la SEC (la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos), que no aprobó el proyecto del primer fondo cotizado de Bitcoin, el Wiklevoss Bitcoin Trust, también se constató una caída del 16% en el volumen de estafas durante los días siguientes.

“Los precios de Bitcoin que alcanzan nuevos máximos hacen que la moneda sea más tentadora tanto para los estafadores como para sus nuevas víctimas potenciales“, afirmó Phil Tully, científico de datos de ZeroFox.

Ya se realizan 3.000 transacciones diarias con la criptomoneda local de Liverpool

Las estafas no se caracterizaban por un alto grado de sofisticació, ya que la mayoría intentaban engañar a los usuarios invitándolos a instalar aplicaciones maliciosas o prometiendo dinero gratis a cambio de un pago inicial. ¿El principal problema? El carácter anónimo e irreversible de estas transacciones con tecnología blockchain facilita la desaparición de los delincuentes.

En los casos observados por ZeroFox, las tácticas se combinaban a menudo con estratagemas más habituales en redes, como los perfiles falsos con fotografías robadas para hacer que la estafa parecía más legítima. “Al final eñ Bitcoin, al igual que las redes sociales, depende de la confianza basada en la comunidad, por lo que cuando ciertos miembros violan dicha confianza, pueden arruinar algo bueno para todos”, puntualiza Tully.

Imagen | Zach Copley

Vía | The Verge

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.