Tecnología

Stampede 2, el superordenador al servicio de la ciencia y la investigación

Stampede 2, un superordenador al servicio de la comunidad científica

El Texas Advanced Computer Center (TACC) ha recibido 30 millones de dólares para actualizar su superordenador, Stampede por un nuevo sistema que multiplicará por dos el rendimiento del actual, beneficiando con creces a la comunidad científica.

Stampede 2 será un superordenador que entrará en funcionamiento el 1 de junio de 2017, contando con una capacidad de cálculo de 18 petaflops, frente a los actuales 9 de su todavía operativo predecesor. La demanda creciente por parte de la comunidad científica ha sido escuchada y conllevará una amplia serie de ventajas.

Los superordenadores españoles `MareNostrum´

Con el fin de hacer más fácil la transición de un modelo a otro, a lo largo de 2016 se realizarán operaciones de ampliación en Stampede, que situarán el rendimiento del actual ordenadorligeramente por encima de los 10 petaflops. Esta capacidad extra será empleada exclusivamente para las labores de migración del sistema actual a su sucesor.

Las ventajas del superordenador Stampede 2

Este nuevo superordenador Stampede 2 permitirá llevar a cabo tareas más complejas, así como reducir de forma considerable los tiempos de proceso de las operaciones habituales de este sistema.

Estará basado en servidores de Dell equipados con chips Xeon Phi de Intel y tendrá un gran avance con respecto a la memoria, ya que empleará chips 3D XPoint no volátil, cuyo rendimiento podrá multiplicar por 1.000 el de la memoria NAND Flash.

Los avances de este nuevo ordenador pasarán por tanto por la memoria, la rapidez, la capacidad de almacenamiento, el ancho de banda y el rendimiento, gracias a esos 18 petaflops de rendimiento máximo que duplicarán el rendimiento de la primera versión de Stampede.

`Chappie´ muestra cómo cualquier dispositivo puede transformarse en superordenador

Dan Stanzione, director ejecutivo de TACC e investigador principal de los proyectos Stampede y Stampede 2 ha apuntado que “el sistema Stampede original ha corrido más de 7 millones de simulaciones y trabajos de análisis de datos para decenas de miles de usuarios en todo el país y en todo el mundo”. 

“Las grandes capacidades de computación y datos que sistemas como Stampede y Stampede 2 proporcionan son cruciales para innovar en casi todas las áreas de investigación y desarrollo, desde la entrega de conocimientos a teoría fundamental o trabajo aplicado que tiene impacto real a corto plazo en la sociedad”, ha relatado el responsable

Stanzione ha subrayado los diversos usos del superordenador hasta la fecha, que han servido desde el análisis de los riesgos de los terremotos para ayudar a establecer códigos para viviendas y edificios comerciales, hasta el cálculo de la más grande prueba matemática jamás construida.

Según las previsiones, Stampede 2 será utilizado por los científicos de la Universidad de Texas, y de otras como Clemson, Colorado, Cornell, Indiana y Ohio.

Imagen | TechCrunch

Vía | TechCrunch

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.