Tecnología

SpaceX vuelve a intentarlo: lanzamiento del cohete Falcon 9 la próxima semana

spacex

SpaceX enviará un nuevo cohete al espacio el próximo 19 de diciembre, después de que en su último intento el dispositivo estallara por los aires al poco de despegar.

Después de que el pasado mes de junio uno de los cohetes de SpaceX (la multimillonaria empresa aeronáutica con la que Elon Musk pretende colonizar Marte) estallara en pleno vuelo hacia la Estación Espacial Internacional, la compañía tendrá una oportunidad para redimirse de este oscuro capítulo con el lanzamiento de un nuevo cohete Falcon 9 la próxima semana.

Así lo han confirmado vía Twitter el propio Musk (presidente también de Tesla) y el CEO de Orbcomm, empresa que ha contratado a SpaceX para enviar 11 de sus satélites de comunicaciones al espacio, objetivo principal de la misión.

 

Será, si las condiciones climáticas lo permiten, el 19 de diciembre desde Cabo Cañaveral cuando el Falcon 9 emprenda sus protocolos de lanzamiento. Además, y por primera vez en la historia de SpaceX, se espera que el cohete sea capaz de aterrizar en tierra firme, ya que hasta ahora ha estado tratando de que vuelvan a la Tierra hacia buques estacionados en el mar.

Esta es, precisamente, una de las grandes bazas de SpaceX: la reutilización de sus cohetes, que permitirían a las compañías y organismos que operan en el espacio ahorrar miles de millones de euros respecto al esquema tradicional al poder usar el mismo dispositivo una y otra vez para sus misiones.

Borrando (malos) recuerdos

Dicen que de todo lo malo se aprende y parece que en el caso de Elon Musk y SpaceX es cierto, ya que el grave accidente de su anterior cohete ha servido para mejorar los sistemas de seguridad y control de la aeronave.

spacex-dragon

Recordemos que la explosión de la anterior misión, que se produjo apenas dos minutos después del lanzamiento desde Cabo Cañaveral, en Florida, no produjo heridos, pero sí despertó cierta preocupación y decepción entre los equipos de SpaceX y de la NASA, con la que la compañía firmó el pasado mes de septiembre un contrato para encargarse del transporte de astronautas a la Estación Espacial Internacional en 2017. La explosión se debió a una anomalía durante el lanzamiento, que tuvo que ver con un exceso de presión en uno de los tanques de oxígeno líquido de la nave.

El lanzamiento se produjo durante una de las misiones de reabastecimiento de la Estación Espacial Internacional que SpaceX ya ha llevado a cabo en colaboración con la NASA. En el momento de su explosión, el cohete de SpaceX transportaba más de 4.000 libras (algo menos de tonelada y media) de provisiones y equipamiento, que incluían materiales para las investigaciones que se llevan a cabo desde la EEI, relacionadas con aspectos como el seguimiento de los meteoritos que se adentran en la atmósfera, el cultivo de alimentos en el espacio o los riesgos que la vida fuera de la Tierra puede tener para la salud humana.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.