Motor Tecnología

Sospechan de un nuevo accidente causado por un mal uso del Tesla AutoPilot

Un conductor denuncia que el AutoPilot de Tesla se activó de repente en un cruce, acelerando el vehículo y echándolo fuera de la calzada.

La historia del AutoPilot de Tesla anota y sigue en su particular libro negro de incidentes.

A la muerte de un norteamericano el pasado año hemos de unir varios accidentes –como el acontecido en China– más causados por esta innovadora tecnología, el último de hace apenas unos días.

Y lo peor es que la mayoría de ellos no son consecuencia directa del sistema en sí (pese a ser notoriamente menos fiable que el sistema de Waymo/Google, como reflejan los datos oficiales) sino del uso irresponsable y la confusión de los conductores respecto a lo que realmente es el AutoPilot (algo que ya trató de resolver el gobierno alemán prohibiendo el uso de este término).

Pero volvamos al último caso conocido. Sucedió hace unas pocas jornadas en la localidad estadounidense de Minnesota, cuando un Tesla (no se sabe si Model S, o un Tesla Model X) se aproximó a una intersección, saliéndose finalmente de la carretera con su conductor y los cuatro pasajeros que iban a bordo.

Al parecer, el sistema AutoPilot se habría activado de repente, provocando una aceleración involuntaria del coche que provocó el siniestro.

Las seis eras de la conducción autónoma

Eso indicó el propio conductor a la emisora local de la CBS, con lo que no hemos de lamentar daños humanos.

El lugar, una carretera convencional donde en teoría no se debería activar AutoPilot, y el hecho de que el conductor no pudiera frenar (el sistema se desactiva automáticamente al detectar actividad humana) levantan todavía más incertidumbres sobre el incidente.

Tesla ya ha salido a la palestra para simplemente indicar que están examinando el caso para determinar las causas del problema y si son achacables al vehículo en sí o al propio conductor.

Y es que no se descarta que el sujeto activara por error AutoPilot en ese momento crítico, desencadenando toda la confusión de la tecnología y el consiguiente y aparatoso accidente.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.