Sophos, el antivirus justiciero

sophosLa compañía de seguridad Sophos se ha encontrado con un embarazoso problema en su antivirus. La rigidez de éste era tal que reconocía algunos de sus propios archivos como software malicioso y los borraba. La empresa ya ha sacado una actualización para resolver el fallo, que ejemplifica la naturaleza de este tipo de programas, cuyos permisos para hacer y deshacer en nuestros equipos son muy amplios.

Los antivirus son programas desarrollados para introducirse en un equipo y obtener una gran autonomía, que les permite rastrear la actividad del usuario, analizar sus datos y eliminarlos en caso de detectar malware, en ocasiones sin avisarlo siquiera. Por ello algunos fallos tradicionales han consistido en borrar archivos del sistema operativo, al identificarlos como elementos maliciosos, afectando incluso al encendido del ordenador.

El caso de Sophos era más curioso. Tan eficaz se mostraba su software en su tarea que detectaba a algunos de sus archivos como malware. No en vano cualquier programa de este tipo resulta tan intrusivo que de otra forma sería considerado como no autorizado por el sistema operativo. Por esta razón algunos antivirus, incluso una vez desinstalados dificultan la instalación y los procesos de otros nuevos (aparte de la rivalidad entre productos).

La nueva versión de su antivirus que Sophos lanzó identificaba el archivo Shh/Updater-B como malicioso. El programa daba la opción de borrar el fichero o denegar el acceso. Si se escogía la segunda vía el daño es menor y con la actualización que ha sacado la compañía se repara fácilmente. En caso contrario será más complicado, según indican desde Geek News Central.

Este mismo año, otro antivirus conocido, Avira, lanzó una actualización que inutilizaba los PC, ya que bloqueaba procesos críticos de Windows. Millones de equipos se vieron afectados por el fallo.

Etiquetas

Contenidos Relacionados

Top