Tecnología

SOPA, según la Casa Blanca

Casa Blanca SOPA Censura Internet derechos de autorLa Casa Blanca ha contestado a una petición hecha en su web para vetar SOPA. En esta respuesta han dado su punto de vista y han explicado por qué es importante proteger la propiedad intelectual, pero también han asegurado que no apoyarán ninguna legislación que reduzca la libertad de expresión.

Stop Online Piracy Act (SOPA) permitiría cerrar cualquier página por contener material protegido por derechos de autor y su administrador se podría enfrentar a grandes multas y penas de hasta 5 años de cárcel. Además, cualquier sitio que enlazase a la página infractora también podría ser cerrado.

Esta polémica ley está respaldada por grandes compañías, como Apple o Microsoft, pero gigantes de Internet como Google y Facebook y organizaciones como Wikipedia o el Media Lab del MIT se oponen frontalmente a ella e, incluso, podrían unirse a un ‘apagón’ de protesta.

Ahora la Casa Blanca ha querido dar algo de información sobre la ley. Para hacerlo, ha contestado a una petición de veto sobre esta ley hecha en su web. En ella se incluía un enlace a una imagen con copyright y se explicaba que, de aprobarse SOPA, la página de la Casa Blanca podría ser bloqueada por este motivo.

Así, Victoria Espinel (coordinadora de protección de la propiedad intelectual de la Oficina de Administración y Presupuesto), Aneesh Chopra (CTO de Estados Unidos) y Howard Schmidt (coordinador de ciberseguridad) han querido explicar qué apoyarán y qué no.

“Aunque creemos que la piratería online desde páginas extranjeras es un problema serio que requiere una respuesta legislativa seria, no vamos a apoyar legislación que reduzca la libertad de expresión, aumente los riesgos de ciberseguridad o socave el Internet innovador y dinámico global“, apuntaron.

Además, creen que cualquier medida contra la piratería debe “evitar el riesgo de censurar actividades legales” y “no debe inhibir la innovación“. La apertura de Internet, explican, es cada vez más importante para la innovación en la sociedad, las empresas y los gobiernos y “debe ser protegida“.

Por ello, para minimizar este riesgo,  la nueva legislación debe estar dirigida únicamente contra los sitios contra los que no pueden actuar las leyes estadounidenses y que publican material protegido. Y, además, todas las disposiciones dirigidas a intermediarios como redes de publicidad, procesadores de pagos o motores de búsqueda “deben ser transparentes” y estar diseñadas para evitar su abuso mediante litigios no justificados que podrían disuadir a startups y pequeñas compañías y minar su crecimiento.

Asimismo, deben evitarse riesgos para la seguridad de los usuarios o que puedan comprometer la arquitectura de Internet. En este sentido, explican que las leyes no deben manipular el Sistema de Nombre de Dominio (DNS), “una base de la seguridad en Internet“. “Debemos evitar legislaciones que lleven a los usuarios a servidores DNS peligrosos y de poca confianza“.

No obstante, quisieron recordar que, en su opinión, la piratería en línea “es un problema real que daña la economía americana, amenaza los trabajos de un número significativo de trabajadores de clase media y hiere a las empresas y emprendedores más creativos e innovadores”.

Por este motivo piden que todas las partes se impliquen en la protección de los derechos de autor. “En lugar de simplemente buscar cómo se puede detener la legislación, pregúntate: ¿A dónde vamos desde aquí?”. Además, invitarán a la persona que organizó esta petición y a varios de los firmantes a una conferencia en la que se discutirá el tema con miembros de la Administración. Más tarde recabarán más información y opiniones en un evento en línea en el que también responderán preguntas y sobre el que darán más información “en los próximos días“.

Sobre el autor de este artículo

Guillermo del Palacio