Tecnología

SONY se desprende de Walkman y la convierte en una empresa independiente

Sony confirma la venta de VAIO y habla de 5.000 despidos en todo el mundo

SONY acaba de anunciar –según informan desde Bloomberg- que Walkman pasará a ser una empresa independiente, tanto a nivel legal como operativo.

SONY continúa con sus cambios internos orientados a convertir a la empresa nipona en una alternativa rentable y capaz de sobrevivir en el actual entorno tecnológico. En este marco se entienden la venta de su gama de ordenadores VAIO a la firma JIP (Japan Industrial Partners) el pasado año, el recorte de 1.500 trabajos en Japón y otros 3.500 en el extranjero en 2014 o la reducción del catálogo de smartphones Xperia. Su último movimiento también ha sido sorprendente e igualmente icónico: se desprende de Walkman.

La denominación Walkman sirvió para denominar a los reproductores de casete más populares en las décadas de los 80 y 90. Posteriormente se recicló para englobar a todos los equipos de sonido portátiles de SONY, una división que no atraviesa por su mejor momento, pese a los esfuerzos que la compañía hizo en 2011 para revitalizarla.

Por ello, y dentro de esta estrategia por desligarse de los negocios menos rentables para el grupo, SONY acaba de anunciar –según informan desde Bloomberg- que Walkman pasará a ser una empresa independiente, tanto a nivel legal como operativo. Ello implica, de primeras, una mayor capacidad de adaptación a las necesidades de su mercado específico pero, a la larga, es el primer paso para su venta a un tercero.

Desde 2012, eliminando áreas no rentables

Pero VAIO o Walkman no son los únicos casos en los que SONY ha decidido prescindir parte de su negocio operativo para centrarse en las áreas con más perspectivas de futuro.

Buen ejemplo de ello es Sony Liverpool, anteriormente conocido como Psygnosis, también fue cerrado en 2012 por la compañía japonesa. El estudio, responsable de títulos clásicos como Barbarian o Shadow of the Beast, es recordado principalmente por la saga de carreras futurísticas WipEout y fue creado en 1984, aunque Sony lo compró en 1993.

¿Con qué se queda SONY?

Tras este movimiento, SONY queda fuera del mercado del audio portátil y del mercado de PC, con lo que su negocio queda limitado a determinadas áreas de negocio, a saber: televisores, móviles (que tampoco es rentable pero en la que la firma confía ciegamente), PlayStation (que ahora mismo es su gran catalizador de ingresos) y nuevos productos de innovación, como gafas de realidad virtual.

Logo_Sony

En otro nivel de importancia, SONY también mantiene su apuesta por las cámaras fotográficas (tanto básicas como réflex y de vídeo) y los contenidos (englobados principalmente en el ecosistema de PlayStation a excepción del negocio de TV y cine).

 

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.